Enlaces para accesibilidad

Nuevo rumbo laboral para hispanos

  • Gesell Tobías - Washington, DC

Solis explicó que su oficina ha invertido más de $4,200 millones de dólares en todo el país, en programas que mejoran la calidad de vida de aquellos quienes no tienen empleo o quieren aprender nuevas habilidades laborales.

Solis explicó que su oficina ha invertido más de $4,200 millones de dólares en todo el país, en programas que mejoran la calidad de vida de aquellos quienes no tienen empleo o quieren aprender nuevas habilidades laborales.

La secretaria de trabajo, Hilda Solis, le explicó a un grupo de periodistas en Washington sus planes para mejorar la situación laboral de los hispanos.

La realidad no permite tintes medios. El país sufre de la falta de empleo y los hispanos pagan duro las consecuencias de la insuficiencia laboral.

Pero esperar cruzados de brazos no conseguirá mejorar las cosas. “Es hora de que todos trabajemos juntos para lograr salir de esta situación (laboral)”, dijo Hilda Solis, secretaria del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos.

En una reunión con la prensa hispana, en Washington, Solis detalló algunas acciones específicas que “los líderes del país deben tomar” para mejorar la calidad de vida de los hispanos, especialmente aquellos que continúan desempleados.

Aprobar una extensión de los beneficios laborales para quienes no tengan empleo, que el congreso ratifique la ley conocida como Dream Act, y la búsqueda de un nuevo camino laboral para los hispanos, son estas maniobras de las que habla la funcionaria.

“Estamos en un momento en donde la economía se ha contraído y tenemos un déficit de personal capacitado en áreas profesionales”, argumentó Solis quien dijo además conocer la solución al problema. “Hay muchos jóvenes hispanos que se encuentran en la universidad, que se están preparando, pero que debido a su estatus migratorio no pueden integrarse al sistema laboral. Por eso es muy importante para nosotros el Dream Act”.

La extensión de los beneficios para desempleados es otra medida necesaria para palear la crisis financiera de las familias hispanas del país.

“Serán unos 2 millones de personas afectadas en caso de que no se apruebe la extensión, y un gran número de esas personas son familias latinas que no han podido encontrar un trabajo”, argumentó Solis.

Sin embargo, un cambio al rumbo tradicional en la generación de empleos para los hispanos es sino la acción que más podría impactar la estabilidad laboral de los hispanos.

El Departamento de Trabajo ha desarrollado diferentes programas, de acuerdo a las necesidades de los hispanos en cada estado específico del país, que les ayudan no solo a encontrar un nuevo empleo sino a aprender nuevas habilidades laborales en mercados como la tecnología y los relacionados a la computación.

“Los latinos tradicionalmente buscan trabajo en áreas como la construcción, pero ahora los estamos capacitando para que expandas sus posibilidades de trabajo en sectores poco comunes”, dijo Solis.

El nuevo movimiento de ‘energía ecológica’ es otro camino por explorar, ya que según Solis, “si antes alguien se dedicaba a la construcción, ahora puede trabajar instalando paneles solares u otros sistemas de ahorro en los hogares”.

XS
SM
MD
LG