Enlaces para accesibilidad

Héroe hispano en Albuquerque

  • Voz de América - Redacción

Martha Díaz llamó a emergencias mientras su esposo, Antonio Díaz Chacón, persgiuió al secuestrador y salvó a una niña de 6 años.

Martha Díaz llamó a emergencias mientras su esposo, Antonio Díaz Chacón, persgiuió al secuestrador y salvó a una niña de 6 años.

Un hispano buen samaritano de Albuquerque, evitó el secuestro de una niña al perseguir al secuestrador y salvar a la menor.

El trabajador hispano Antonio Díaz Chacón, se convirtió en héroe, al salvar a una niña que estaba siendo secuestrada en Albuquerque, Nuevo México.

Díaz Chacón persiguió el vehículo del secuestrador que intentó escapar a alta velocidad y lo forzó a estrellarse, y pudo rescatar a la pequeña victima, mientras el criminal huía.

Mientras el trabajador hispano perseguía al secuestrador, el hermano mayor de la niña y la esposa de Díaz Chacón, hacian varias llamadas al servicio de línea telefónica de emergencias, 911.

Díaz Chacón, quien prefiere hablar en español, insistió ante el secuestrador que “dejara ir” a la menor.

Según la policía local, el secuestrador es Phillip García, de 29 años, quien conducía una camioneta van azul.

Tras ser testigo del secuestro, Antonio Díaz Chacón, no lo pensó dos veces, encendió su propia camioneta y comenzó a seguir el vehículo del secuestrador.

Díaz Chacón, un mecánico de 24 años, dijo que fue difícil alcanzar el vehículo ya que el secuestrador daba “vueltas y vueltas” al saber que estaba siendo perseguido.

Según Díaz Chacón, todo terminó cuando el criminal estrelló su vehículo contra un poste telefónico y trató de escapar corriendo aunque luego fue capturado por las autoridades.

Mientras tanto, Díaz Chacón recuperó a la aterrorizada niña y la llevó de regreso hasta su casa.

Dentro de la camioneta utilizada por el secuestrador, la policía encontró guantes, cuchillos, una maleta y cinta adhesiva.

Aunque Díaz Chacón es considerado un héroe en su comunidad, dijo que no lo tuvo que pensar dos veces porque pensaba en su familia y esperaba que cualquier otro buen samaritano hiciera lo mismo por él, si fueran sus propias hijas.

XS
SM
MD
LG