Enlaces para accesibilidad

Guardia Nacional a volcán de Hawái

  • Voz de América - Redacción

Las tropas ayudarán con un control de carretera y otros temas de seguridad.

Las tropas ayudarán con un control de carretera y otros temas de seguridad.

Mientras la lava continúa su pausado avance rumbo al océano, los residentes de Pahoa dicen que viven una “lenta tortura”.

La Guardia Nacional está desplegando tropas a una ciudad rural Hawái mientras la lava avanza hacia una carretera importante y amenaza con aislar aún más a la comunidad.

El director de Defensa Civil del Condado de Hawái, Darryl Oliveira, dijo que la Guardia Nacional está desplegando 83 tropas a Pahoa para ayudar a proporcionar seguridad.

Las tropas ayudarán con un control de carretera y otros temas de seguridad.

La lava fluyendo desde un hoyo de ventilación en el volcán Kilauea se ha ido deslizando al noreste, rumbo al océano, desde junio.

Pahoa es un pequeño pueblo de unos 950 habitantes.

Los residentes dicen que la lava afectará a la comunidad metro por metro, ya que se desliza hacia el océano.

“Ella es tan dulce, pero tan implacable. Ella es sólo lenta y constante”, dijo Jamila Dandini, una jubilada que se detuvo en una tienda de café en la calle donde científicos han pronosticado que la lava puede atravesar.

Como muchos otros, ella se refiere a la lava como Pele, la diosa hawaiana del volcán.

El ritmo lánguido ha dado a los residentes tiempo para empacar sus objetos de valor y salir del camino.

“Es como una tortura lenta. Se acelera, se ralentiza. Se acelera, se ralentiza”, dijo Paul Utes, dueño de un café local.

Una vez que la lava cruce la carretera principal y la carretera de circunvalación, cortando efectivamente Pahoa por la mitad, la mayoría de los residentes no serán capaces de llegar al único supermercado de la zona, a pesar de que está a 1,6 kilómetros del centro de la ciudad.

XS
SM
MD
LG