Enlaces para accesibilidad

¡Hasta limpiar el plato!


Las ensaldas no son adornos en este restaurante. Deben ser consumidas en su totalidad al igual que el resto de la comida.

Las ensaldas no son adornos en este restaurante. Deben ser consumidas en su totalidad al igual que el resto de la comida.

La nueva política de un restaurante en Sidney, exige a sus clientes terminar con toda la comida que se ordena, o no regresar.

Aunque suena exagerado, un restaurante decidió ponerle fin a los desperdicios.

Los clientes de este lugar deben aceptar los nuevos términos que, entre otras cosas, incluye la obligación de finalizar toda la comida que se ordena. De no hacerlo el cliente no será bienvenido nuevamente en el lugar.

Yukako Ichikawa, chef y dueña del restaurante, ubicado en un suburbio de Sidney, Australia, aseguró estar cansada de ver los restos de comida que sus clientes dejaban.

Las personas que deciden comer en este establecimiento reciben un 30 por ciento de descuento, pero deben comerlo todo.

Una lista de las políticas del restaurante están colgadas en la puerta del sitio y entre otras cosas Ichikawa requiere que “terminar nuestra comida requiere que todo lo que sea comestible sea ingerido, excepto rodajas de limón, gari (jengibre que se sirve con sushi) y wasabi”.

El menú también aclara que “los vegetales y las ensaladas de acompañamiento NO son decorativas, son parte de la comida también”.

“No sólo estamos comprometidos con servir comidas que nutran y respeten el cuerpo sino dedicados activamente a la noción de prevención del gasto y a tomar seriamente nuestra responsabilidad con el medio ambiente y la sustentabilidad para el futuro”, señala un comunicado en su sitio de internet.

Si estas estrictas normas a la hora de comer son demasiado para un hambriento mesurado, lo mejor será elegir otro restaurante.

XS
SM
MD
LG