Enlaces para accesibilidad

Experto: El gorila estaba confundido y agitado


Harambe tenía 17 años y debió ser sacrificado

Harambe tenía 17 años y debió ser sacrificado

El portavoz del zoológico de Miami, Ron Magill, defiende la exhibición de animales en los zoológicos al considerar que son una ventana a la naturaleza y una forma de educar

La muerte del gorila Harambe en el zoológico de Cincinnati en Ohio provoca una discusión que, según dice un experto en vida silvestre, plantea varios escenarios sobre seguridad y preservación de especies.

“La decisión de sacrificar al gorila fue correcta porque un animal asustado y agitado no es capaz de controlar su fuerza y sus acciones”, dijo Ron Magill, portavoz del zoológico de Miami en entrevista con la Voz de América.

“El niño estaba llorando y la gente gritaba, todo esto alteró al animal y el video mostró que él no quería hacerle daño, pero un solo movimiento al agarrar al niño y golpearlo contra la pared podía haber provocado una tragedia muy grande”, afirmó Magill.

Ron Magill, experto en vida silvestre y portavoz del zoológico de Miami

Ron Magill, experto en vida silvestre y portavoz del zoológico de Miami

Magill afirma que los zoológicos son responsables por la seguridad de sus visitantes, pero también afirma que los padres deben cuidar a sus niños.

“Ellos son muy curiosos y encuentran cosas que los adultos ni siquiera vemos, solo se necesita un minuto para que un pequeño esté en peligro”, acota Magill.

Sobre la controversia en torno a si estos animales deberían ser exhibidos en los zoológicos, este experto en vida silvestre que lleva 35 años trabajando apasionadamente por su preservación, se declara un firme defensor de su vigencia.

“Cuando yo era niño mi primer contacto visual con un animal fue en el zoológico y estoy convencido que son una ventana a la naturaleza”, dice Magill.

“La mayoría de los niños no podrán ir al África a ver un león o a la India para ver un tigre, estos animales son un tesoro del mundo y los zoológicos dan la oportunidad de apreciarlos, de aprender sobre ellos y de valorarlos para defenderlos del peligro de la extinción”, afirma Magill.

Este experto reconoce también que hay animales peligrosos pero asegura que en los zoológicos hay profesionales que dedican sus vidas a protegerlos pero que están conscientes de que nada es más importante que la vida de un ser humano, más aún si es un niño.

“A veces las decisiones más difíciles tenemos que tomarlas pero con tristeza hacemos lo correcto, aún cuando esta sea tomar la vida de uno de los animales que cuidamos”, concluye Magill.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG