Enlaces para accesibilidad

Expertos preocupados por potenciales recortes a USAID

  • Voz de América - Redacción

Una niña somali aparece en un campo para desplazados por la sequía y la hambruna en Somalia. 5 millones de personas en el Cuerno de África necesitan ayuda.

Una comisión del Congreso de Estados Unidos escuchó las quejas de que los programas de USAID corren el riesgo de ser "cortados" o "eliminados" bajo el presupuesto propuesto de la Casa Blanca, en un momento en que la amenaza de hambruna en África Oriental es “la más alta en muchas décadas".

En la audiencia del subcomité de Asuntos Exteriores de la Cámara, los panelistas advirtieron que los recortes presupuestarios de EE.UU. podrían socavar los esfuerzos para hacer frente a las consecuencias de la sequía y una hambruna impulsada por la crisis en un momento en que las agencias de ayuda están tratando de aumentar los esfuerzos para preveir que millones mueran.

Faustine Wabwire, asesora de políticas de asistencia externa para el Instituto Pan para el Mundo, dijo que los recortes presupuestarios propuestos reducen o eliminan las cuentas que financian la respuesta de emergencia del gobierno de los Estados Unidos, incluyendo Alimentos para la Paz, Asistencia Internacional para Desastres (IDA) y la de Migración y Asistencia a los Refugiados.

"Sabemos que la administración ha propuesto cerca de 30 por ciento de recortes al Departamento de Estado y USAID y de lo que sabemos para el papel de estas instituciones, sin duda habrá implicaciones negativas", dijo Wabwire a la Voz de América en el marco de la audiencia.

El panelista Matthew Nims, director interino de la Oficina de Alimentos para la Paz de USAID, dijo a los legisladores que el plan del presidente no menciona específicamente recortes en su oficina y que no puede medir los impactos potenciales de los recortes presupuestarios propuestos.

"Siento que es mi función asegurarme de que con los recursos que nos da el Congreso debemos tomar las decisiones difíciles que van a estar allí en el futuro y que seguimos haciendo hincapié en los más vulnerables y los más necesitados del mundo ", dijo Nims.

La Red de Sistemas de Alerta Temprana de Hambruna informa que aproximadamente 70 millones de personas en 45 países necesitarán asistencia alimentaria de emergencia este año.

La hambruna ya ha sido declarada en el sur de Sudán, y más de 20 millones de personas están en "riesgo creíble" de hambruna en Nigeria, Somalia y Yemen durante los próximos seis meses, según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU.

El programa Alimentos para la Paz (FFP), creado en julio de 1954, proporciona asistencia alimentaria de emergencia y ayuda alimentaria para el desarrollo a decenas de millones de personas en decenas de países cada año, según su sitio web.

El programa USAID recibe la mayor parte de su financiamiento bajo el Título II de subvenciones del gobierno, que administra recursos de emergencia y desarrollo.

La otra fuente principal de financiamiento de FFP es la cuenta de Asistencia Internacional para Desastres (IDA) que permite a FFP comprar alimentos localmente, y regionalmente y proveer programas de cupones e intervenciones basadas en el mercado.

El panelista Michael Bowers, vicepresidente de Liderazgo Humanitario y Respuesta Humanitaria de Mercy Corps, aconsejó a los legisladores financiar completamente tanto el IDA como Food for Peace, agregando que es un paso que el Congreso puede tomar para ayudar a prevenir la propagación del hambre y crear condiciones que mitiguen la crisis alimentaria.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG