Enlaces para accesibilidad

Halloween: Mundo de los espíritus

  • Gesell Tobías - Washington, DC

Samhain era originalmente como los antiguos celtas le llamaban a “la noche de brujas”. Actualmente la fiesta tiene un tinte sobre todo comercial.

La noche más tenebrosa del año está por llegar, una en la que los espíritus conviven con el mundo de los vivos.
¿De dónde vino?
- Los celtas del siglo V practicaban la fiesta de Samhain, en donde se realizaban cultos a los antepasados, en el mes de octubre, cuando según ellos, hay más fantasmas en la Tierra.

- Para alejar a los malos espíritus, los celtas utilizaban máscaras horribles con el objetivo de confundir a los seres sobre naturales y evitar así ser atacados por éstos.

- Los celtas creían que los dulces apaciguaban a los malos espíritus, pero fue la Iglesia quien luego de que el papa Bonifacio IV instituyera el Día de Todos los Santos, animara a las personas a ir de casa en casa y pedir comida a cambio de una oración por los difuntos. De ahí la costumbre de pedir dulces.

Pero el Halloween, celebrado sobre todo en Estados Unidos y Canadá, ha evolucionado desde que los antiguos celtas del siglo V, antes de la era común, dieran paso a la fiesta de Samhain a finales de octubre, mes en el que según ellos, los demonios vagaban por la Tierra.

Los muertos las hadas, las brujas, hombres lobo, demonios e incluso el mismo diablo, han sido sustituidos por personajes mucho más contemporáneos que lejos de asustar, invitan a celebrar con ellos.

Michael Cotton, un joven canadiense de 22 años de edad era la sensación en las calles de Washington DC, este fin de semana, mientras se dirigía a una de las muchas fiestas realizadas en la capital de EE.UU. con Halloween como excusa. Cotton vestía de Iron Man.

Su disfraz era tan similar al del multimillonario Tony Stark, que Cotton fue interrumpido por otros personajes como Indiana Jones, un zombi y hasta una Pocahontas, en un lapso de cinco minutos, quienes se impresionaron con lo original de su vestimenta y buscaban la imagen perfecta para colgar en alguna red social, junto al metálico superhéroe.

“Es mi primer Halloween en Washington y realmente quería impresionar. Parece que lo estoy logrando”, dijo Cotton muy satisfecho con su idea.

Bastaba caminar algunos minutos sobre barrios como Adams Morgan, Dupont Circle o George Town, en Washington, para encontrarnos con hombres banana, indios con arco y flechas, algunos Elvis, el curioso hombre retrete y hasta a las chicas súper maravilla.
Los muertos las hadas, las brujas, hombres lobo, demonios e incluso el mismo diablo, han sido sustituidos por personajes mucho más contemporáneos que lejos de asustar, invitan a celebrar con ellos

Y aunque esta fiesta de raíces paganas es más popular en los países de norte América, en otras regiones del mundo también existen versiones locales de lo que podemos comparar con la tradicional noche de brujas.

En México, por ejemplo, y otros países de Centroamérica, es conocida como el Día de los Muertos, en Sudamérica existe el Kawsasqanchis, en África se conoce como Baile de los Egungun, en Asia Festival Obon, mientras que en Europa se celebran distintas variantes de Halloween.

Pero no todo tiene porque ser tradición o religión. Halloween es también un buen día para disfrutar en familia, romper la rutina y adornar las casas con escalofriantes diseños, y terminar la noche visitando a vecinos y amigos en busca de dulces y chocolates.

“Es una tradición más estadounidense, pero todos los años salimos con mis hijos a buscar dulces. Algunos dicen que es malo porque celebramos a los demonios, pero yo simplemente lo veo como una noche para que ellos se vistan de lo que quieran y hagan algo poco común”, asegura Nohemí Romero, una salvadoreña quien lleva más de 30 años viviendo en Virginia.

Nohemí también adorna su casa todos los años. Este año con menos presupuesto, “porque las crisis nos han afectado”, pero al menos alcanzó para instalar algunas lápidas en el jardín de enfrente.

Por otra parte, la noche más tenebrosa del año, también es una fiesta comercial que genera millones de dólares tanto a tiendas de disfraces, como a las fábricas de dulces.

Pero, ¿Qué tienen que ver los dulces con la noche de los espíritus? (Vea el recuadro).
XS
SM
MD
LG