Enlaces para accesibilidad

Homenaje a Castro en La Habana: "Nadie pudo ignorarte"

  • Voz de América - Redacción

Presentes estuvieron miles de personas que lloraron, recordaron y ondearon banderas cubanas y retratos de Fidel.

Presentes estuvieron miles de personas que lloraron, recordaron y ondearon banderas cubanas y retratos de Fidel.

Fue el presidente Raúl Castro quien cerró el homenaje con la famosa consigna "¡Hasta la victoria siempre!".

Fidel Castro hubiera estado complacido con el tipo de homenaje a su vida que recibió el martes por la noche en La Habana: una maratónica jornada de cuatro horas de discursos tan largos como los que él pronunció en la Plaza de la Revolución.

Presentes estuvieron miles de personas que lloraron, recordaron y ondearon banderas cubanas y retratos de Fidel. También estuvo el presidente cubano Raúl Castro y una docena de mandatarios extranjeros que llegaron especialmente a la despedida.

Rafael Correa, de Ecuador; Enrique Peña Nieto, de México; Evo Morales, de Bolivia; Nicolás Maduro, de Venezuela; Juan Carlos Varela, de Panamá; Salvador Sánchez Cerén, de El Salvador; Daniel Ortega, de Nicaragua; Jacob Zuma, de Sudáfrica, y Hage Geingob, de Namibia, así como los primeros ministros Alexis Tsipras de Grecia; Allen Chastanet de Santa Lucía, y Andrew Holness de Jamaica estuvieron en el acto y algunos de ellos tomaron la palabra.

Maduro, estrecho aliado de Cuba, llamó a defender y continuar el legado de Castro.

"Hoy nos toca levantar las banderas de la independencia en la patria grande. Hoy nos toca sostener las banderas de la dignidad y libertad de los pueblos", agregó.

“Fidel, la mayoría te amó con pasión, una minoría te odió, pero nadie pudo ignorarte", dijo el presidente Correa. “Los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos. Fidel seguirá viviendo”.

Peña Nieto resaltó los lazos entre su país y la isla. ”México refrenda su amistad incondicional al pueblo cubano. En estos momentos reconocemos los pasos que de manera soberana se han dado hacia un país más abierto en lo económico y en lo político", afirmó el mexicano, al asegurar que su gobierno está dispuesto a seguir construyendo una agenda "amplia y moderna" con Cuba.

Finalmente, Raúl Castro hizo un recuento histórico de la lucha armada que libró con su hermano Fidel y momentos señalados de la revolución, celebrados en esa misma plaza.

No se refirió, sin embargo, a los planes de futuro para el país ni al proceso de acercamiento con Estados Unidos iniciado en 2014, envuelto en la incertidumbre tras la muerte de Fidel Castro y la victoria de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos.

Pero fue él quien cerró el homenaje con la famosa consigna "¡Hasta la victoria siempre!".

El largo evento puso fin a dos días de homenajes masivos en La Habana en memoria del histórico líder fallecido el viernes.

Sus cenizas comenzarán en las próximas horas un periplo de cuatro días hacia el este que trazará a la inversa el recorrido triunfal de Castro y sus compañeros guerrilleros desde Sierra Maestra hasta la capital cubana en 1959.

Las cenizas serán enterradas el domingo en el cementerio de Santa Ifigenia en Santiago de Cuba, la segunda ciudad del país y donde el líder guerrillero lanzó su revolución.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG