Enlaces para accesibilidad

Guillermo y Catalina en Canadá

  • Voz de América - Redacción

La pareja real suspendió su día de relax en las Montañas Rocosas para ir a visitar una localidad devastada por un incendio.

La pareja real suspendió su día de relax en las Montañas Rocosas para ir a visitar una localidad devastada por un incendio.

La pareja real británica disfruta de su último día de actividades en Canadá, antes de continuar con su gira en California.

El príncipe británico Guillermo y su esposa Catalina, llegaron a la pequeña localidad de Slave Lake, en Canadá, para mostrar su apoyo a la zona, devastada en mayo por un enorme incendio forestal.

La pareja real suspendió su día de relax en las Montañas Rocosas para ir a visitar la localidad en la que sus 7.000 habitantes fueron evacuados durante uno de los incendios forestales más graves de los últimos años que destruyó 400 casas y causó daños por valor de $728 millones de dólares.

Se trata del primer viaje oficial al extranjero para los duques de Cambridge, que además de Canadá incluirá una visita a California.

Durante dos horas, el príncipe y su esposa recorrieron un vecindario destruido por el fuego, y se reunieron con residentes y miembros de los equipos de rescate. Guillermo mostró su interés por las operaciones de rescate, vinculadas con su labor como piloto de helicópteros en una unidad militar diseñada para rescatar a marineros o a montañistas en dificultades.

La alcaldesa de Slave, Karina Pillay-Kinnee, dijo que no cabía duda de que la visita a Slave Lake había dejado una gran impresión. "Slave Lake lo necesitaba y quiero agradecer a la pareja real por tomarse su tiempo", según recoge Associated Press.

Calgary será su siguiente y última etapa de la gira por Canadá antes de partir hacia California.

XS
SM
MD
LG