Enlaces para accesibilidad

Al menos 60 réplicas sacuden Guatemala

  • Voz de América - Redacción

Parientes de la familia Vásquez lloran la pérdida de sus seres queridos, quienes quedaron atrapados en los escombros al derrumbarse completamente su casa en San Cristóbal Cucho.

Parientes de la familia Vásquez lloran la pérdida de sus seres queridos, quienes quedaron atrapados en los escombros al derrumbarse completamente su casa en San Cristóbal Cucho.

El presidente Otto Pérez Molina señala que hoy empiezan a evaluar los daños y comienza a llegar la ayuda internacional.

Después del terremoto ocurrido el miércoles al menos 60 réplicas han sacudido Guatemala lo que mantiene en alerta a las poblaciones afectadas que en medio del dolor y la destrucción empezaron a enterrar a sus familiares.

Según el presidente Otto Pérez Molina la energía eléctrica se ha recuperado en un 99% y están trabajando para que vuelva a la normalidad el servicio de agua potable.

En conferencia de prensa, el jueves, el mandatario afirmó que hoy viernes empezaría la tercera etapa para cuantificar los daños. Explicó que se han dispuesto 54 oficiales para realizar visitas casa por casa para evaluar los daños provocados por el movimiento telúrico.

Al mismo tiempo empezó a llegar la ayuda internacional para los damnificados especialmente al departamento de San Marcos considerada el área más afectada. Venezuela es uno de los países que enviará alimentos y medicinas a Guatemala.
Damnificados empiezan a recibir ayuda, pero todavía es insuficiente

Damnificados empiezan a recibir ayuda, pero todavía es insuficiente



En un mensaje a la nación el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina confirmó que la cifra de muertos subió a 52 y que todavía se están buscando personas bajo los escombros.

De igual manera el mandatario hizo un balance de cómo se está enfrentando la emergencia y decretó tres días de duelo nacional. También declaró que firmará un acuerdo para declarar estado de calamidad, pero solo en los departamentos afectados y no en todo el país.

Los habitantes de San Marcos, en Guatemala, durmieron en la calle envueltos en frazadas en las calles frías y oscuras de la localidad montañosa de San Marcos en la madrugada del jueves, un día después de ser afectdos por un fuerte sismo que dejó al menos 52 muertos y decenas de desaparecidos.

El potente terremoto de 7,4 grados en la escala de Ritcher que sacudió Guatemala, llegó a sentirse en varias partes de México, Honduras y El Salvador.

La fuerte sacudida duró más de 30 segundos y causó gran alarma entre la población. El movimiento telúrico tuvo su epicentro a una profundidad de 32 kilómetros frente a la costa de Champerico, según dijeron autoridades guatemaltecas.

Con el correr de las horas, la cifra de fallecidos se ha ido elevando paulatinamente.

"Es una tristeza saludar aquí a las personas que están esperando encontrar a sus familiares que quedaron soterrados. Es verdaderamente una tragedia y una tristeza", dijo el presidente Otto Pérez Molina.

Las cuadrillas de rescate trabajaron durante la noche en San Marcos buscando entre los escombros a posibles sobrevivientes.

El coordinador de los bomberos municipales, Cecilio Chacaj, dijo que las muertes se debieron sobre todo al derrumbe de casas en distintos pueblos de San Marcos y Quetzaltenango.

En el poblado de San Cristóbal Cochu, los bomberos se concentraron en una casa derrumbada con la intención de rescatar a 10 miembros de una familia, incluido un menor de 4 años, que fueron sepultados por los escombros.
Poblados enteros han quedado derrumbados.

Poblados enteros han quedado derrumbados.


La cifra de fallecidos fue confirmada en un inicio a la prensa guatemalteca por Luis Rivera, gobernador de San Marcos, zona más afectada en el costa del Pacífico donde, dijo, se ha reportado además 155 heridos, y las cifras podrían aumentar.

El Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, envió una carta al Presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, expresándole sus más sentidas condolencias y muestras de solidaridad por las pérdidas humanas y los daños causados por el sismo.

Insulza puso a disposición del gobierno guatemalteco la ayuda de la OEA. “Cuente con todo el apoyo que pueda requerir su gobierno en el proceso de reconstrucción de las áreas afectadas por el terremoto, y en especial en las iniciativas orientadas a atender a los damnificados”, dijo.

Antes de este temblor, el más reciente registrado en Centroamérica tuvo lugar en el noreste de Costa Rica el pasado 5 de septiembre, con saldo de un muerto, dos desaparecidos y unas 200 viviendas e instalaciones públicas dañadas.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG