Enlaces para accesibilidad

Guatemala rechaza juego político


Torres se divorció en abril del jefe de Estado Alvaro Colom para poder ser candidata a la sucesión.

Torres se divorció en abril del jefe de Estado Alvaro Colom para poder ser candidata a la sucesión.

El Tribunal Electoral de Guatemala imputó como frauduluento el intento de la primera dama de presentarse como candidata a la presidencia.

Sandra Torres, la esposa del presidente de Guatemala, Álvaro Colom, se prepara para apelar el fallo del Tribunal Supremo Electoral de Guatemala (TSE) que consideró fraudulento el intento de presentarse a las elecciones del 11 de septiembre divorciándose para cumplir con la Constitución.

La frustrada candidata de Unidad Nacional de la Esperanza se divorció del presidente Alvaro Colom en abril para cumplir con la Constitución, que prohibe a los familiares directos de los jefes de Estado presentarse a las elecciones.

"El fraude de ley, por el divorcio que se llevó a cabo, en el presente caso está plenamente consumado, ya que la intención del mismo fue evadir la prohibición constitucional relacionada, con el agravante de que la ley que se trata de burlar es la propia Constitución", falló el TSE.

"El Tribunal ya notificó su resolución al fiscal del partido. La noticia nos tomó por sorpresa y el Comité Ejecutivo deberá apelar el fallo", dijo el diputado oficialista, Christian Boussinnot, uno de sus principales apoyos.

Se trata de un intento de "fraude a la ley", según señala César Fajardo, fiscal partidario de la Unidad Nacional por Esperanza (UNE). La Constitución guatemalteca prohíbe expresamente a los familiares directos de un jefe de Estado en ejercicio ser candidatos a la sucesión presidencial.

La población guatemalteca expresó sus quejas ante el juego electoral que pretendía hacer la primera dama, acusada de haberse constituido como el poder en la sombra de su marido el presidente, y tejer desde el gobierno su futuro ascenso político.

"No contamos con un Plan B. A la candidatura del oficialismo se le ha tenido un poco de temor por parte de las demás agrupaciones políticas", dijo el diputado Boussinnot, de la coalición gobernante.

Ahora Torres tiene tres días para apelar ante el tribunal electoral, si bien el descrédito popular que produjo el rechazo judicial, dificultará su camino hacia la presidencia, ya empobrecido casi 27 puntos por detrás del general derechista Otto Pérez Molina, del Partido Patriota.

El 8 de marzo Torres había lanzado su candidatura en una jornada de movilizaciones.

XS
SM
MD
LG