Enlaces para accesibilidad

EE.UU niega haber presionado a la renuncia de Pérez Molina

  • Voz de América - Redacción

El exmandatario de Guatemala Otto Pérez Molina acusó a EE:UU. de presionar por su renuncia y enjuiciamiento.

El exmandatario de Guatemala Otto Pérez Molina acusó a EE:UU. de presionar por su renuncia y enjuiciamiento.

El vocero del Departamento de Estado, John Kirby, elogió el compromiso y resolución del gobierno de Guatemala para identificar y eliminar la corrupción.

El expresidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, preso de manera preventiva por su relación con un esquema de corrupción, acusó a Estados Unidos de haber presionado para que lo investigaran.

Esta semana, en entrevista con Fernando del Rincón, de la cadena CNN en Español, Pérez Molina dijo que “El marcado interés de Estados Unidos para que [la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala], CICIG, estuviera presente no es por gusto”.

El exmandatario resaltó la insistencia de los estadounidenses –en al menos en dos ocasiones por parte del vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, según dijo—en la continuidad de la CICIG.

“Hoy, realmente a la CICIG la vemos como una injerencia de Estados Unidos, que fueron los que más presionaron para eso”, afirmó para asegurar que lo que ha sucedido es un golpe de estado “suave”.

En Washington, el vocero del Departamento de Estado, John Kirby respondió a las afirmaciones del expresidente guatemalteco negando que Estados Unidos haya presionado por su renuncia o su enjuiciamiento.

"Sin embargo", indicó, "hemos apoyado consistentemente el imperio de la ley en Guatemala, y el reciente arresto de varias figuras públicas y privadas muestra el compromiso del gobierno guatemalteco, y su resolución de identificar y eliminar la corrupción. Eso incrementa nuestra confianza tanto en el gobierno como en la CICIG de que los esfuerzos contra la corrupción están mostrando progreso", dijo Kirby.

Pérez Molina es acusado de dirigir una estructura de defraudación tributaria conocida como la línea, por la que recibió sobornos para que empresarios evadieran impuestos de importación. La CICIG y la Fiscalía General de Guatemala dicen tener pruebas de su participación y han presentado grabaciones de conversaciones telefónicas que parecen implicarlo.

Pérez Molina sí reconoció que existía una estructura dedicada a la defraudación aduanera, sin embargo negó que fuera parte de ella: "me quieren involucrar a cómo de lugar", insistió.

El juez que lo llevó a prisión preventiva fijó la próxima audiencia para el 21 de diciembre, cuando la defensa tendrá la última oportunidad de abortar el proceso judicial contra el ex mandatario si demuestra que la evidencia no es suficiente.

XS
SM
MD
LG