Enlaces para accesibilidad

El Salvador recibe prisioneros chinos de Guantánamo

  • Voz de América - Redacción

La transferencia de los dos uigures chinos a El Salvador ha reducido la población de reos en Guantánamo a 169, que incluyen otros tres uigures que también están libres de cargos y listos para la liberación.

La transferencia de los dos uigures chinos a El Salvador ha reducido la población de reos en Guantánamo a 169, que incluyen otros tres uigures que también están libres de cargos y listos para la liberación.

Los dos chinos de la minoría Uigur estuvieron detenidos durante casi una década en la prisión militar de la Bahía de Guantánamo, sin que se les formularan cargos.

Dos chinos musulmanes de la minoría Uigur, fueron liberados del campo de detención estadounidense de Guantánamo y recibidos en El Salvador, según se informó en un comunicado del Departamento de Defensa de Estados Unidos.

La cancillería salvadoreña confirmó la llegada de los chinos a El Salvador, y la justificó como algo que “se corresponde con la tradición de refugio y exilio que nuestro pueblo vivió en décadas pasadas, período en el cual diferentes países amigos brindaron apoyo a nuestros compatriotas”.

Quiénes son los uigures

La minoría Uigur es una de las 55 etnias reconocidas oficialmente por el Estado Chino. Se ubican en la región autónoma de Xinjiang y han mostrado una resistencia tenaz a la asimilación y al dominio de Pekín.

Son un grupo étnico principalmente musulmán que hablan turco y viven en el extremo occidental de China. Beijing acusa a algunos de ellos de participar en actividades terroristas islámicas.

Muchos de ellos aspiran a crear una nueva república del Turkestán oriental o Uigurstán independiente y en los últimos tiempos se les ha acusado de facilitar las corrientes islamistas extremistas desde Pakistán y Afganistán hacia Xinjiang.

El gobierno chino ha exigido el regreso de los uigures de Guantánamo, pero Washington se ha negado a repatriarlos diciendo que podrían enfrentar persecución en China. Estados Unidos ha estado buscando otros países dispuestos a aceptar a los uigures.
Los dos chinos estuvieron detenidos durante casi una década en la prisión militar de la Bahía de Guantánamo, sin que se les formularan cargos.

El diario The New York Times citó a uno de los abogados de los uigures, Sabin Willett, quien identificó a los transferidos como Ahmed Mohamed y Abdul Razak.

“Nos alegramos por ellos”, dijo Willett y explicó que los planes de al menos uno de los transferidos, Mohamed, era “convertirse en vendedor o comerciante” en El Salvador.

El periódico online Huffington Post entrevistó a otra abogada, Susan Baker Manning, y dijo que los dos musulmanes habían aprendido español.

“Están bien y muy felices. Están muy agradecidos con el Gobierno de El Salvador que los ha recibido y garantizado refugio”, aseguró Baker Manning, abogada de Washington, D.C.

La transferencia de los dos uigures chinos a El Salvador ha reducido la población de reos en Guantánamo a 169, que incluyen otros tres uigures que también están libres de cargos y listos para la liberación.

La reubicación anunciada ayer es la primera desde 2011.

Otros uigures han sido reubicados en Albania, Bermuda, Palaos y Suiza. Los uigures retenidos en Guantánamo fueron capturados cerca de la frontera entre Pakistán y Afganistán a fines de 2001.
XS
SM
MD
LG