Enlaces para accesibilidad

Gualeguaychú: liberarán el puente

  • Federica Narancio

El puente binacional fue cortado por los ambientalistas argentinos de Gualeguaychú en 2006.

El puente binacional fue cortado por los ambientalistas argentinos de Gualeguaychú en 2006.

Argentina cumplirá con la orden judicial de levantar el bloqueo de un puente binacional que une al país con Uruguay. Del lado argentino, ambientalistas dijeron que van a resistir. Del lado uruguayo, hay esperanza y cautela.

El gobierno argentino informó que cumplirá con la orden judicial de levantar el bloqueo de un puente binacional que une a Uruguay con Argentina.

El puente fue interrumpido desde 2006 por ambientalistas de la localidad argentina de Gualeguaychú, en protesta por la instalación de una fábrica de celulosa en la ciudad uruguaya de Fray Bentos.

Aunque ya existían tres órdenes judiciales para liberar el puente – dos dictadas en 2006 y una en 2007 – el gobierno no las cumplió porque en su momento “entendió que no era la oportunidad política para hacerlo”, según el periódico argentino La Nación.

Ahora la actitud es otra. Tras un nuevo fallo emitido por un juez federal argentino que ordena la liberación del puente y el cumplimiento de los fallos, el gobierno informó que efectuará la orden.

“Vamos a cumplir el fallo, por medio de la Gendarmería, garantizando la seguridad de las personas que están en el corte”, dijo el ministro del Interior de Argentina, Florencio Randazzo.

Los ambientalistas de Gualeguaychú (230 km al noreste de Buenos Aires) dijeron que van a resistir el desalojo.

En tanto, del lado uruguayo, se vive un ambiente de tranquilidad y cautela, aseguró a voanoticias.com el intendente reelecto del departamento de Río Negro, Omar Lafluf.

“Nosotros tomamos (la decisión del gobierno argentino) como una muy buena noticia”, dijo en una entrevista telefónica. No obstante, serán “prudentes” a la hora de festejar.

“No hay que hacer nada que complique el panorama”, dijo el intendente, quien se encuentra en la ciudad de Fray Bentos, capital del departamento, y espera ver cómo se efectuará el desalojo.

Ni siquiera realizarán una conferencia de prensa. “Cuanto más calladitos estemos, mejor”, dijo Lafluf.

El jerarca dijo que “si Dios quiere”, la liberación del puente servirá como un impulso económico a la zona. Según recordó, “ningún otro puente uruguayo en unión con Argentina tiene la capacidad y accesibilidad de trabajo que tiene este puente”.

"Antes del corte, pasaban por el puente un millón de toneladas de mercadería, 320.000 vehículos y un millón de personas por año", dijo.

Pero la reactivación comercial no bastará para ponerle un punto final al conflicto. También será importante “recomponer la relación entre los pueblos”, dijo Lafluf, aunque admitió que “va a ser muy lenta”.

XS
SM
MD
LG