Enlaces para accesibilidad

Cuestionan al IRS por gastar millones en conferencias

  • Voz de América - Redacción

El Comisionado en funciones del IRS, Danny Werfel, y el Inspector General J. Russell George testifican en el capitolio.

El Comisionado en funciones del IRS, Danny Werfel, y el Inspector General J. Russell George testifican en el capitolio.

Además de la investigación irregular realizada a grupos políticos de la ultra derecha, el IRS es cuestionado sobre millonarios gastos entre 2010 y 2012 en lujosas conferencias para empleados.

Un organismo de supervisión del gobierno estadounidense encontró que el Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés) gastó $50 millones de dólares en lujosas conferencias para sus empleados.

En las reuniones los funcionarios públicos del IRS, entre otras cosas, aprendieron a bailar, recibieron entradas para juegos de béisbol y fueron alojados en suites presidenciales que normalmente cuestan de $1.500 a $3.500 la noche.

Los gastos en conferencias incluye uno de cuatro millones de dólares para una reunión efectuada en agosto de 2010 en Anaheim, California, en donde algunos de los 2.600 asistentes recibieron beneficios como boletos para partidos de béisbol y alojamientos en suites presidenciales que normalmente cuestan entre $1.500 y $3.500 dólares la noche.

Los oradores externos invitados a las conferencias también sacaron partido del IRS. Unos 15 de ellos cobraron honorarios por un total de $135.000 dólares; al líder de la banda U2, Bono, se le pagaron $17.000 dólares para que hablara del "liderazgo a través del arte", señaló la comisión de la Cámara de Representantes.

Escrutinios al 'Tea Party'
El IRS también enfrentó a los líderes de seis grupos conservadores que fueron examinados de manera especial por el Servicio de Rentas Internas (IRS) testificaron este martes ante la Comisión de Medios y Arbitrios del Congreso que investiga el escándalo.

Uno de los afectados, Kevin Kookogey, presidente de la organización Linchpins of Liberty, que en parte instruye a los jóvenes acerca de los principios estadounidenses y los documentos constitutivos de la nación, testificó que el IRS demoró más de dos años para eximir del pago de impuestos al grupo, lo que lo hizo perder una subvención de $30 mil dólares.

Según un reporte del Inspector General de la Secretaría del Tesoro, corroborado por los testimonios de varios exfuncionarios del IRS, los grupos cuyos nombres incluían palabras como “tea party” y “patriota” o que criticaban las políticas del gobierno fueron blanco de investigaciones parcializadas que, por lo menos, retrasaron sus peticiones.

El reporte dice que durante 18 meses, durante las campañas electorales de 2010 y 2012, a estos grupos conservadores se les hizo preguntas inapropiadas sobre los donantes, sus afiliaciones políticas y su postura sobre algunos temas políticos. La investigación adicional retrasó sus solicitudes en un promedio de dos años, haciéndoles muy difícil recolectar donaciones.
XS
SM
MD
LG