Enlaces para accesibilidad

Empeora la crisis griega

  • Voz de América - Redacción

La bandera de la Unión Europea ondea en Atenas teniendo como telón de fondo las ruinas del Partenón.

La bandera de la Unión Europea ondea en Atenas teniendo como telón de fondo las ruinas del Partenón.

A pesar del plan de austeridad puesto en marcha por el gobierno durante la primera mitad del año la recesión fue más profunda de lo esperado.

El déficit fiscal de Grecia se amplió mucho más durante la primera mitad de este año aun cuando el gobierno adoptó un impopular plan de austeridad económica que buscaba sacar de apuros financieros al país.

Según el ministerio de Economía griego, las autoridades se trazaron una meta de reducción del déficit que no pudieron cumplir a causa de que los efectos de la recesiòn fueron peores de lo que se esperaba.

La gravedad de la crisis presupuestaria hizo que en junio el gobierno estuviera dispuesto a dictar más amplias medidas de austeridad con tal de recibir un nuevo plan de rescate a un año vista de parte del Fondo Monetario Internacional y de la Unión Europea.

El déficit fiscal del país ascendió a unos 12.780 millones de euros durante los primeros seis meses del año, cuando la meta que se había puesto como tope el gobierno era de 10.370 millones de euros.

Por otro lado, debido a las medidas de austeridad, la economía griega se contrajo a un ritmo anual del 5,5 por ciento en el primer trimestre del año.

La noticia fue recibida con alarma en medios políticos europeos ya de por sí muy preocupados de que la crisis de la deuda de varias naciones, entre ellas Grecia, tenga mayores repercusiones en la llamada eurozona.

El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Barroso, se mostró confiado en que los estados de la zona euro acuerden "lo antes posible" un segundo paquete de asistencia financiera a Atenas.

Según la CE, para permanecer a flote hasta mediados del 2014, Grecia necesitará unos 115.000 millones de euros adicionales además de los 110.000 millones de euros que ya le fueron concedidos el año pasado, aunque parte de ese dinero provendría de privatizaciones.

En momentos en que las turbulencias financieras sacuden también a Italia y a España, la incertidumbre originada por la crisis de la deuda además hizo estragos este lunes en Portugal, donde la bolsa registró su peor sesión del año, con una caída de 4,28 por ciento.

XS
SM
MD
LG