Enlaces para accesibilidad

Derecha griega pacta nuevo gobierno

  • Voz de América - Redacción

El líder del radical partido Syriza, Alexis Tsipras (derecha) se reune con el líder derechista Panos Kammenos en Atenas, del partido Anel. Ambos llegaron a un acurdo para gobernar.

El líder del radical partido Syriza, Alexis Tsipras (derecha) se reune con el líder derechista Panos Kammenos en Atenas, del partido Anel. Ambos llegaron a un acurdo para gobernar.

El izquierdista partido radical Syriza, ganador de las elecciones del domingo, hara coalición con la derecha opuesta al programa de austeridad, para gobernar en Grecia.

El partido derechista Griegos Independientes (Anel), formado en su mayoría por tránsfugas oficialistas que se opusieron al programa de austeridad, dijo el lunes estar dispuesto a apoyar al izquierdista partido radical Syriza en la formación de un nuevo gobierno.

Syriza ganó de manera abrumadora las elecciones del domingo, consideradas un referéndum sobre la relación con la Unión Europea y las medidas tomadas para rescatar financieramente al país, pero no consiguió los 151 escaños necesarios para gobernar solo.

La sorpresiva alianza de los dos enconados rivales, controlará 162 diputados de los 300 que tiene el Parlamento griego.

Alexis Tsipras, dirigente del partido Syriza de tendencia comunista y posible nuevo primer ministro, se comprometió de inmediato a poner fin a "cinco años de humillación y dolor" que Grecia ha soportado desde el rescate financiero internacional concedido al país en 2010.

La sola posibilidad de un gobierno opuesto al rescate financiero en Grecia puso nerviosos de inmediato a los mercados financieros internacionales ya que resucita los temores de una bancarrota griega que tenga secuelas en toda la zona euro.

Tsipras ha prometido exigir una condonación de la deuda y una renegociación de las condiciones impuestas a Grecia para concederle un rescate financiero por 240 mil millones de euros ($270 mil millones de dólares) que han mantenido a flote al endeudado país.

Los acreedores de Grecia insisten en que el país debe cumplir sus compromisos previos para que continúe recibiendo asistencia.

Dichos fondos fueron aportados por el Banco Central Europeo y el Fondo Mundial Internacional.

La primera fecha fatal que enfrenta Grecia es el 28 de febrero, cuando Europa debe completar la última revisión del programa de austeridad que Syriza quiere cancelar.

A Syriza y Anel les separa un abismo ideológico. Tsipras es un comunismo ateo, mientras los derechistas de Anel defienden la preminencia de la Iglesia ortodoxa griega.

XS
SM
MD
LG