Enlaces para accesibilidad

Georgia ejecuta a mujer por la que el papa pidió clemencia

  • Voz de América - Redacción

Simpatizantes de Kelly Gissendaner en las afueras del centro penal donde fue ejecutada por un crimen cometido hace 18 años.

Simpatizantes de Kelly Gissendaner en las afueras del centro penal donde fue ejecutada por un crimen cometido hace 18 años.

Se trata de la primera mujer ejecutada en Georgia en los últimos 70 años.

Una mujer condenada a la pena de muerte por el asesinato de su esposo en 1997 fue ejecutada esta madrugada en Georgia, a pesar de pedidos de clemencia incluso del papa Francisco.

Kelly Gissendaner murió por inyección letal en una cárcel en la Prisión de Clasificación y Diagnostico de Georgia, en las afueras de Atlanta, la capital del estado.

Se trata de la primera mujer ejecutada en Georgia en los últimos 70 años y la número 16 en recibir la pena de muerte en Estados Unidos desde que la Suprema Corte de Justicia reinstaló ese castigo en este país en 1976.

Gissendaner estaba supuesta a ser ejecutada el martes por la noche, pero múltiples pedidos de clemencia –incluyendo uno del papa Francisco a través Nuncio Apostólico en Washington, Carlo María Viganó y otro de los tres hijos adultos de la mujer—atrasaron el ajusticiamiento.

Gissander fue condenada por conspirar en la muerte a cuchilladas de su esposo, junto a su amante, Gregory Owen, quien fue el que ejecutó el crimen. Sus abogados y sus defensores argumentaron que la sentencia fue desproporcionada, ya que Owen solo fue sentenciado a cadena perpetua y es elegible para salir en libertad en 2022.

También hicieron notar que Gissendaner había sufrido una profunda transformación espiritual durante su tiempo en la prisión, convirtiéndose en una fuente de ánimo y apoyo para sus compañeras presidiarias.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG