Enlaces para accesibilidad

Geografía social en las redes

  • Voz de América - Redacción

Los usuarios de Foursquare pueden convertirse en “alcaldes” de un sitio solo informando que están allí.

Los usuarios de Foursquare pueden convertirse en “alcaldes” de un sitio solo informando que están allí.

Hoy muchos adultos jóvenes no salen a la esquina sin utilizar las recomendaciones de su sistema de posicionamiento global o de sus amigos.

La frase “ubicación, ubicación, ubicación” es muy popular en el mundo de la finca raíz. Significa que el sitio donde se encuentre la propiedad tiene mucho más valor que cualquier otra cosa.

Pero “ubicación” está adquiriendo nuevos significados en estos días de teléfonos inteligentes y aparatos móviles.

Cada vez más, las búsquedas satelitales y sus ofertas de rastreo son más populares en los computadores y teléfonos inteligentes. Hay mucha gente que no sale a ninguna parte sin revisar las recomendaciones de su sistema de posicionamiento global o GPS.

Algunas aplicaciones incluso proveen información y alertas en tiempo real sobre problemas de tránsito o accidentes.

Un reciente estudio del Proyecto de vida estadounidense del Centro de Investigación Pew, encontró que un 28% de los adultos usan diariamente lo que se conoce, en los aparatos móviles y las redes sociales, como “servicios de ubicación”. Y no es solamente para planear viajes o encontrar direcciones.

“Los dueños de teléfonos inteligentes están utilizando sus teléfonos para acceder información donde la ubicación, en ocasiones en movimiento, es importante”, dice Kathryn Zuckuhr, coautora del informe del Pew Center.

Esto significa que se tiene acceso a recomendaciones de restaurantes, museos y teatros basados en donde se encuentre el usuario en ese momento y acontecimientos que estén sucediendo en ese preciso momento.

Los adultos jóvenes utilizan los servicios “geosociales” para entrar al mundo virtual de Foursquare y Gowalla, a su vez, rastrear donde andan sus amistades y que sitios recomiendan.

Los usuarios de Foursquare pueden participar en un juego que se conoce como el “alcalde” de un lugar, puede ser una oficina o el sitio de correos, solamente enviando una señal de que ellos están en esa ubicación en particular.

La verdad, no sobra estar atentos a comentarios de locales. Por ejemplo, alguien nos dijo que por un tiempo el “alcalde” de la Voz de América fue un guardia de seguridad, que revisaba los corredores y calificaba la calidad de la comida en la cafetería. Estamos movilizándonos rápidamente en nuestro teléfonos inteligentes para leer sobre eso.

XS
SM
MD
LG