Enlaces para accesibilidad

EE.UU. requiere a general colombiano por narcotráfico

  • Voz de América - Redacción

Mauricio Santoyo Velasco fue reintegrado a la policía tras haber sido acusado por la Procuraduría de ese país de realizar 1.500 interceptaciones ilegales, en el gobierno de Uribe.

Mauricio Santoyo Velasco fue reintegrado a la policía tras haber sido acusado por la Procuraduría de ese país de realizar 1.500 interceptaciones ilegales, en el gobierno de Uribe.

Entre otros cargos, el oficial es acusado de entregar información sobre narcotraficantes que luego fueron asesinados por carteles enemigos.

El general (r) de la policía de Colombia, Mauricio Santoyo Velasco, fue acusado por un fiscal de Alexandria en el estado de Virginia, en Estados Unidos, de conspirar a favor de narcotraficantes para distribuir droga y aceptar sobornos a cambio de información sobre carteles de la droga en Colombia, e investigaciones de las autoridades estadounidenses, británicas y colombianas.

Neil H. MacBride, fiscal del caso, asegura que Santoyo Velasco obtuvo información de inteligencia mediante interceptaciones ilegales y la entregó a los carteles de la droga en la ciudad colombiaba de Medellín para evitar que ellos fueran capturados. Asimismo, afirmó que el general estableció alianzas con policías corruptos para favorecer a estos grupos.

Varias declaraciones de exjefes paramilitares en Colombia, han ratificado las acusaciones de la justicia estadounidense. El exparamilitar Juan Carlos Sierra, conocido como alias el 'Tuso', aseguró que el oficial les ayudó a terminar con la banda 'La Terraza', enemiga del narcotraficante alias 'don Berna', principal cabecilla de la banda delincuencial colombiana conocida como Oficina de Envigado.

Por su parte, alias ‘Macaco’, afirmó que el general Santoyo les proporcionaba información confidencial por igual tanto a los carteles del Valle como de Antioquia, en Colombia.

A este caso se suman otros oficiales de la policía por nexos con paramilitares y carteles de la droga en Colombia, luego de que en el 2010 los extraditados paramilitares, Salvatore Mancuso y Carlos Mario Jiménez ‘Macaco’, admitieron que destinaban fuertes sumas de dinero para comprar a las autoridades colombianas.

Desde hace cuatro años, EE.UU. recopiló pruebas en contra de Santoyo Velasco, pero el expediente se ha mantenido en secreto hasta nueva orden para no afectar la relación con Colombia.

Santoyo Velasco fue jefe de seguridad del expresidente colombiano Álvaro Uribe en su primer mandato (2002 -2006), quien a través de su cuenta personal de Twitter manifestó que siempre respetó las decisiones de la policía sobre su seguridad: "El Gral Santoyo y la institución policiva expliquen el caso", añadió.

En su defensa, el acusado se pronunció este lunes a través de un comunicado en el que señaló: “mal podría referirme a la misma hasta tanto no conozca el documento en cuestión. Sin embargo, es procedente decir que siempre he estado y estaré a disposición de las autoridades pertinentes para aclarar cualquier sindicación que se me haga”.
XS
SM
MD
LG