Enlaces para accesibilidad

Libia: pedidos de alto el fuego


La foto pertenece al lugar que las autoridades del régimen de Gadhafi dijeron que se produjo el ataque de la OTAN.

La foto pertenece al lugar que las autoridades del régimen de Gadhafi dijeron que se produjo el ataque de la OTAN.

Turquia, hasta ahora el principal aliado de Libia, instó a Gadhafi a abandonar el poder y el país para que el pueblo libio deje de sufrir.

Turquía ha sido el último en sumarse a la lista de países que instan a Gadhafi a renunciar y abandonar Libia.

El primer ministro, turco Erdogan, instó al líder libio, Moammar Gadhafi, a que renuncie y abandone el país de inmediato y dejar el camino de “sangre, lágrimas, y destrucción” para evitar que el pueblo libio siga sufriendo aún más.

Turquía ha sido un fuerte aliado del gobierno libio y en marzo había expresado oposición a las sanciones o a la intervención militar en el país.

Las fuerzas libias han lanzado nuevos ataques en la ciudad occidental de Misrata.

Tanques en la parte oeste de la ciudad sitiada lanzaron proyectiles un día después de que fuerzas atacaran la zona portuaria de la ciudad, la más maltratada.

El bombardeo se produjo contra un barco de ayuda procedente de Malta, el Mae Yemanjá, que iba a descargar alimentos y suministros médicos. El barco se volvió rápidamente mar adentro.

Multitudes de libios acompañaron en el luto a Gadhafi en el funeral de su hijo y tres nietos. Si bien, los aliados no dieron certezas sobre la presencia de la familia de Gadhafi entre las víctimas del ataque de la OTAN.

Rusia, y ahora también China, han renovado su llamamiento a un alto el fuego en Libia después del aumento de bajas civiles en los combates.

Las embajadas italiana y británica en la capital libia, Trípoli, fueron atacados en aparente represalia por el ataque con misiles de la OTAN contra Moammar Gadhafi en el que se cree que murió uno de los hijos líder y tres nietos. Los disturbios llevaron a la Naciones Unidas para tirar de su personal internacional de Trípoli.

Inglaterrá ya expulsó al representante libio en el país, al haber violado Libia el acuerdo internacional.

El líder libio Moammar Gadhafi sobrevivió a un supuesto ataque de aviones de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que alcanzó en la noche del sábado 30 de abril de 2011, en Trípoli, uno de los complejos donde permanecía el líder libio y su esposa, quienes sobrevivieron al ataque, aunque su hijo menor, Saif al-Arab, quien vivía en el lugar, y tres nietos de Gadhafi resultaron muertos.

La información sonbre el resultado del ataque fue divulgada por el gobierno de Libia conducido por Gadhafi y no hubo inicialmente confirmación por una segunda fuente. La OTAN no hizo comentarios al respecto, aunque en Bengasi, el bastión de los rebeldes libios se escuchaban disparos al aire en celebración.

El hijo menor de Gadhafi, Saif al-Arab, tenía 29 años y había estudiado en Alemania, era el sexto hijo de Gadhafi y hermano de Seif al-Islam Gadhafi.

Funcionarios libios llevaron a periodistas al lugar del ataque, que había recibido al menos el impacto de tres misiles y dijeron que "el líder está ileso" dijo el portavoz del régimen libio, Moussa Ibrahim. "No fue herido. Su esposa salió ilesa también", precisó

Ibrahim dijo que el ataque fue un intento de “asesinar al líder de este país”, lo cual según dijo viola las leyes internacionales. Tras el ataque se escucharon intensas descargas de disparos en Trípoli, informa The Associated Press.

Gadhafi había propuesto en las últimas horas un nuevo cese al fuego y negociaciones con la OTAN, aunque nunca cumplió ninguno de los anteriores y sostuvo que “la puerta para la paz está abierta”.

Sin embargo, en declaraciones previas al ataque, autoridades de la OTAN dijeron que “es necesario ver hechos y no palabras”, por parte de Gadhafi.

Los rebeldes tampoco se mostraron dispuestos a negociar y dijeron que sólo depondrán las armas cuando Gadhafi y sus hijos abandonen el poder, “la única solución es que Gadhafi abandone Libia”, dijeron.

Rusia critica a la OTAN

El Kremlin condenó el ataque de las fuerzas de la OTAN en Trípoli, aduciendo que "más y más hechos indican que la intención de la coalición contra Libia es la destrucción física de Gadafi", señaló el legislador Konstantin Kosachyov, lider del comité de asuntos internacionales en la Cámara Baja del Parlamento.

Kosachyov hizo un llamado a los líderes occidentales para que aclaren su postura sobre los ataques aéreos.

"Estoy totalmente perplejo por el silencio total de los presidentes de Estados Unidos, Francia y los líderes de otros países de Occidente", dijo el legislador, según cita The Associated Press.

En declaraciones a la cadena BBC, Cameron declinó comentar directamente la muerte del hijo de Gadhafi, por tratarse de una "noticia no confirmada", pero insistió en que la política de ataques de la OTAN y de la alianza está absolutamente clara.

Londres expulsó el embajador libio tras el ataque recibido contra su embajada en Trípoli.

XS
SM
MD
LG