Enlaces para accesibilidad

Rebeldes ganan terreno en Libia


El gobierno libio organizó una gira de los periodistas por edificios que dicen que fueron dañados por el ataque de la OTAN, como el que aparece en la foto.

El gobierno libio organizó una gira de los periodistas por edificios que dicen que fueron dañados por el ataque de la OTAN, como el que aparece en la foto.

El complejo donde vive la familia del líder libio, Moammar Gadhafi, también habría sido afectado.

Aviones de guerra de la Organización del Tratado (OTAN) llevaron a cabo los ataques más fuertes de los últimos días contra Trípoli, la capital libia, alcanzando instalaciones del gobierno, este martes 10 de mayo de 2011, a la vez que las fuerzas rebeldes dicen que lograron avanzar en el occidente del país.

La Alianza Atlántica informa que los ataques aéreos en Trípoli estuvieron dirigidos a un comando militar y a una instalación de control resguardada por las fuerzas leales al líder libio Moammar Gadhafi.

Si bien funcionarios de la OTAN negaron que estén tratando de dar muerte a Gadhafi, uno de los bombardeos impactó lo que aparentaba ser un edificio usado por Gadhafi.

Los testigos que reportaron el incidente en la ciudad, escucharon por lo menos cinco fuertes explosiones en Trípoli y vieron un nube de humo que se elevaba de la ciudad. Residentes locales dicen que una de las bombas cayó en un edificio usado por la agencia de inteligencia militar.

Posteriormente, funcionarios del gobierno escoltaron a periodistas hasta el sitio de algunos de los ataques que impactaron un edificio de oficinas usado por una agencia del gobierno, donde derribaron una torre de comunicación y rompieron las ventanas en un hospital.

Informes dan cuenta que es posible que el complejo donde vive la familia del líder libio, Moammar Gadhafi, también haya sido afectado.

Problemas con ayuda humanitaria

Entre tanto, la directora del programa de ayuda humanitaria de las Naciones Unidas (ONU), Valerie Amos, dijo que Libia enfrenta una escasez generalizada y pidió una pausa en los combates para permitir que las agencias de ayuda internacional atiendan las preocupaciones humanitarias.

“Esto tiene que detenerse", afirmó Amos. "El Consejo de Seguridad debe continuar insistiendo en que todas las partes respeten la ley humanitaria internacional y que se aseguren que los civiles no sean afectados" reclamó la alta funcionaria de ONU.

También Amos dijo que "el uso de bombas de racimo, minas marinas y terrestres, como así también los muertos y heridos causados por el bombardeo aéreo muestran una indiferencia cruel por el bienestar físico y sicológico de los civiles”.

Amos llamó a ambas partes a que acuerden un cese el fuego temporal en Misrata y otras áreas.

XS
SM
MD
LG