Enlaces para accesibilidad

De supremo gobernante a perseguido

  • Voz de América - Redacción

Una marioneta que representa a Moammar Gadhafi, fue colgada en la ahora llamada Plaza de los Mártires, la ex Plaza Verde de Trípoli.

Una marioneta que representa a Moammar Gadhafi, fue colgada en la ahora llamada Plaza de los Mártires, la ex Plaza Verde de Trípoli.

El derrocado gobernante libio Moammar Gadhafi es uno de los hombres más buscados desde que los rebeldes lo despojaron del poder.

El ex hombre fuerte de Libia, el coronel Moammar Gadhafi, sigue estando en retirada aunque el jueves 1º dde septiembre de 2011, difundió un nuevo mensaje sonoro a los libios por un canal de televisión árabe, desde un sitio desconocido llamándolos a librar una guerra de "guerrillas" para combatir a los rebeldes y "expulsar a los colonizadores".

Esta es la cuarta vez que el ex gobernante, sobre cuya cabeza pesa una orden de captura emitida por la Corte Penal Internacional, difunde un mensaje a sus seguidores tratando de recuperar el terreno perdido después de que los rebeldes asaltaron y tomaron, el 20 de agosto de 2011, Trípoli, la capital.

Hace poco Gadhafi aseguró haberse paseado sin inconvenientes como incógnito por Trípoli y llamó a los pobladores de la ciudad a "limpiarla" de rebeldes, pero sus palabras parecen haber caído en oídos sordos. También las de su hijo, Seif al-Islam, quien es intensamente buscado.

Centenares, miles de libios buscan afanosamente dar con su paradero para entregarlo a la justicia. Incluso, los rebeldes ofrecieron hace más de una semana una recompensa de cerca de $1,7 millones de dólares por Gadhafi, muerto o vivo, lo que hace comparar su situación a la de otros perseguidos por crímenes de guerra o contra la humanidad que en el pasado a la postre terminaron de una forma u otra en manos de la justicia.

Fugitivos famosos

Desde militares, como los criminales de guerra nazis juzgados en Nuremberg entre 1945 y 1946, hasta terroristas como Ilich Ramírez Sánchez, de origen venezolano y más conocido como “El Cachal”, arrestado en 1994 en Sudán y luego juzgado en Francia, no pudieron a la postre eludir el castigo merecido.

Rumores posiblemente echados a rodar por sus antiguos lugartenientes aseguran que Gadhafi puede estar en cualquier lado, desde su pueblo natal Sirte hasta en la más remota de las aldeas del desierto.

Pero nadie ha vuelto a verlo y todo parece indicar que sólo será cuestión de tiempo para que corra parecida suerte a la de otros que alguna vez también figuraron en la lista de los más buscados.

Antes que Gadhafi en esa relación estuvieron, por ejemplo, el ex dictador iraquí Sadam Hussein, luego capturado en un escondite subtarráneo, juzgado y ejecutado; el ex jefe de al Qaeda, Osama bin Laden, abatido en la ciudad pakistaní de Abboattabad, en un operativo de los Navy Seal; los principales cabecillas de los khmer rojos en Camboya; y también Goran Hadzic, el último prófugo de la Guerra de los Balcanes, acusado de genocidio y capturado en julio de 2011, hasta Ratko Mladic, capturado a fines de mayo de 2011.

XS
SM
MD
LG