Enlaces para accesibilidad

Sanciones contra Libia


El sábado hubo nuevas protestas populares contra Gadhafi en Bengasi, ciudad ya bajo control de los rebeldes.

El sábado hubo nuevas protestas populares contra Gadhafi en Bengasi, ciudad ya bajo control de los rebeldes.

Estados Unidos ordenó el cierre de su embajada en Trípoli, y el presidente Barack Obama dijo que Gadhafi debe irse "ahora".

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ordenó la implementación de serias sanciones contra el gobierno del líder libio, Moamar Gadhafi.

Entre las sanciones está el cierre de la embajada estadounidense en Trípoli y el congelamiento de activos.

La medida económica ordena el congelamiento de todos los activos del gobierno de Libia, del líder libio y de cuatro de sus hijos, depositados en bancos y otras instituciones estadounidenses.

"Bajo cualquier circunstancia, el gobierno de Moamar Gadhafi ha violado las normas internacionales y la decencia elemental, y hay que hace que rinda cuentas", afirmó Obama.

En una conversación por teléfono con la Canciller alemana, Angela Merkel, Obama puntualizó que Gadhafi ha perdido la legitimidad para gobernar Libia, y por lo tanto debe abandonar el país "ahora".

Por su parte, la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, dijo que la violencia en Libia es “inaceptable” y responsabilizó al gobierno libio por sus acciones.

Lea además: El hombre al que hay que temer

Las fuerzas leales a Gadhafi mantienen un férreo control sobre Trípoli, pero los manifestantes antigubermanetales parecen haber extendido la revuelta al oeste del país, donde se libran enfrentamientos por el control de las ciudades de Zawiya y Sabratha, a menos de 80 kilómetros de la capital.

La carretera que conecta las dos ciudades con Trípoli está resguardada por retenes de soldados fieles a Gadhafi, pero fuera de la capital, los rebeldes que se enfrentan a Gadhafi tienen bajo su control aldedor de la mitad de los mil 600 kilómetros de costa donde viven la mayor parte de los habitantes del país.

Musratha, la tercera ciudad en importancia, a 200 kilómetros de Trípoli, ya está controlada por los opositores, lo mismo que Tobruk y Bengasi, la segunda ciudad del país.

Sesión del Consejo de Seguridad

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se reunió de urgencia para considerar nuevas sanciones contra Libia a fin de frenar la feroz represión del gobierno contra los manifestantes.

Los 15 miembros del Consejo tendrían consenso en cuanto a algunas de las sanciones como aplicar a Libia un embargo de armas, y prohibirles viajar y congelar los activos de Gadhafi, sus familiares y otras figuras claves de su régimen, algo que ya hicieron EE.UU., el Reino Unido y Suiza.

Entre las propuestas de sanciones figura también la de remitir la situación de Libia a un tribunal internacional que investigaría posibles crímenes de guerra o contra la humanidad cometidos por Gadhafi y sus principales colaboradores durante las revueltas.

En virtud del Capítulo 7 de la Carta de Naciones Unidas, el Consejo está facultado para determinar la existencia de cualquier amenaza a la paz y adoptar medidas para “restaurar la paz y la seguridad internacional”.

El Capítulo 7 ha sido aplicado previamente para hacer frente a situaciones de crisis en Somalia y Ruanda. Según Naciones Unidas, más de mil personas han muerto desde que comenzó la rebelión en Libia.

XS
SM
MD
LG