Enlaces para accesibilidad

Gadhafi en control de Zawiya


Opositores libios corren a protegerse tras la explosión durante los enfrentamientos en Ras Lanuf este miércoles 9 de marzo de 2011

Opositores libios corren a protegerse tras la explosión durante los enfrentamientos en Ras Lanuf este miércoles 9 de marzo de 2011

El líder libio culpó a elementos extranjeros de Afganistán, Argelia, Egipto y los territorios palestinos por la rebelión.

Las fuerzas leales a Moammar Gadhafi aseguraron el control del centro de la ciudad de Zawiya, ubicada a 50 kilómetros de la capital Trípoli, en medio de sangrientos combates, que dejaron al menos 40 muertos.

El canal de televisión estatal libio mostró imágenes de las tropas en el centro de Zawiya, revelando un retroceso en el avance de los opositores, desde el punto más cercano a la capital que habían logrado conquistar.

"Nos hemos retirado y están dentro de la plaza, pero los vamos a volver a atacar y la vamos a recuperar", dijo un opositor

Avión de Gadhafi en El Cairo

Funcionarios egipcios informaron que en el aeropuerto de El Cairo aterrizó un avión libio en el que viajaba el mayor general Abdel Rahman Ben Ali al-Sayyid al-Zawy, un alto militar cercano a Gadhafi, con un mensaje para los militares que gobiernan Egipto.

Un diplomático libio leal a Gadhafi recibió al militar, aunque hasta el momento ningún portavoz del consejo militar que gobierna Egipto hizo comentarios.

Nuevos bombardeos

Mientras tanto, este miércoles 9 de marzo de 2011, las fuerzas leales a Gadhafi bombarderon tanques de almacenamiento en la terminal petrolera de Es Sider. Fue "un bombardeo feroz, al azar, contra nosotros y luego alcanzó a los tanques de almacenamiento", dijo el combatiente rebelde Abdel Salam Mohamed a Reuters.

En Tripoli, el líder libio, Moammar Gadhafi, dijo que los libios tomarán las armas contra las naciones occidentales si imponen una zona de exclusión de vuelos en el país.

En una entrevista transmitida, este miércoles 9 de marzo de 2011 por la televisión estatal turca TRT, Gadhafi dijo que tal medida llevaría a que los libios vean que las reales intenciones de las naciones occidentales "Esa situación resultaría útil", dijo Gadafi. "El pueblo libio comprendería que sus verdaderos objetivos serían controlar Libia, despojarla de sus libertades y apoderarse de su petróleo, y todo el pueblo se alzaría en armas para combatir".

Respuesta de Washington

Mientras tanto, en Washington, el diario The Washington Post informa que Estados Unidos y sus aliados están sopesando la legalidad de imponer una zona de exclusión aérea sobre Libia sin el respaldo de Naciones Unidas. La información del matutino está basada en fuentes estadounidenses y europeas.

De todas formas, en declaraciones a la televisión británica Sky, la secretaria de Estado e Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, dijo que cualquier decisión de imponer una zona de exclusión aérea sobre Libia es una decisión de Naciones Unidas. "Queremos ver que la comunidad internacional respalda" la prohibición de vuelos, dijo Clinton. "Creo que es muy importante que eso no sea un esfuerzo liderado por Estados Unidos", agregó.

Por otra parte, en comentarios transmitidos en la televisión estatal, Gadhafi reiteró su afirmación de que agentes extranjeros son responsables por el levantamiento contra su gobierno.

Dirigiéndose a un grupo de personas en el pueblo de Zentan, Gadhafi culpó a elementos extranjeros de Afganistán, Argelia, Egipto y los territorios palestinos por la rebelión.

Tropas leales a Gadhafi atacaron el este de Libia, cuya mayor parte está bajo control de la oposición, aviones de guerra libios llevaron a cabo varios ataques a posiciones anti gubernamentales en torno a Ras Lanuf, un puerto petrolero clave.

Fuerzan a trabajadores a permanecer

Mientras continúa la violencia entre fuerzas libias y opositoras que buscan derrocar a Gadhafi, las agencias de ayuda siiguen tratando de hacer frente a la crisis de refugiados generada por el conflicto.

Los cruces fronterizos libios han estado desbordados por miles de trabajadores migrantes que huyen de los combates, mientras funcionarios de ayuda internacionales dicen que muchos continúan atrapados en el país.

Según fuentes de los servicios de la Media Luna Creciente, las fuerzas leales al líder libio Moammar Gadhafi forzaron a unos 30 mil trabajadores extranjeros que intentaban escapar del país a través de la frontera con Túnez, a regresar a Trípoli y a sus trabajos.

Muchos de los refugiados son migrantes del África sub-Sahariana, que según se indicó también han sido atacados por rebeldes armados, porque su piel oscura se parece a la de los mercenarios que, según se cree, Gadhafi ha llevado al país para luchar contra el levantamiento.

Lea además:

El hombre al que hay que temer

XS
SM
MD
LG