Enlaces para accesibilidad

Murió el pulpo Paul


El pulpo adivinaba los resultados eligiendo entre dos urnas de plástico con la bandera de un país, en las que había comida, como en la final entre España y Holanda.

El pulpo adivinaba los resultados eligiendo entre dos urnas de plástico con la bandera de un país, en las que había comida, como en la final entre España y Holanda.

El pulpo Paul, convertido en una estrella mundial por su precisión para predecir los resultados del Mundial de Fútbol de Sudáfrica, incluida la victoria de España en la final, murió en el acuario alemán de Oberhausen.

"Creemos que murió plácidamente durante la noche, por causas naturales", explicó en un comunicado la dirección del acuario, al oeste de Alemania. “Lo apreciábamos mucho y lo vamos a echar mucho de menos", dijo el gerente del acuario, Stefan Porwoll.

El pulpo adivinaba los resultados eligiendo entre dos urnas de plástico en las que había comida, cada una con la bandera de un país. Lo que empezó casi como una broma fue consiguiendo un importante eco mediático por los aciertos de Paul, que adivinó las cinco victorias de Alemania, contra Australia, Ghana, Inglaterra, Argentina y Uruguay, así como también las dos derrotas del equipo teutón, ante Serbia y España.

El pulpo Paul nació en 2008 en la localidad inglesa de Weymouth, antes de ser trasladado a Alemania. Durante el mundial hasta 600 cadenas de televisión de todo el mundo llegaron a retransmitir las imágenes de Paul al adivinar los resultados.

XS
SM
MD
LG