Enlaces para accesibilidad

Freedom House: Oscuro horizonte de la libertad de prensa en 2017

  • Voz de América - Redacción

El reportero fotográfico de Reuters, Marco Bello, corre mientras los soldados de la Guardia Nacional venezolana lo persiguen durante una protesta frente a la Corte Suprema en Caracas, Venezuela, el 31 de marzo de 2017.

Un reporte de la organización Freedom House divulgado el viernes indica que la libertad de prensa mundial se redujo a su punto más bajo en 13 años y mientras Cuba sigue apareciendo entre los 10 países con peor calificación, Bolivia aparece entre los que sufrieron más deterioro.

El análisis titulado "Libertad de prensa 2017: el sombrío horizonte de la libertad de prensa" reportó una intensificación de represiones por parte de estados autoritarios y movimientos como los de China, con el objetivo de aumentar su influencia más allá de sus fronteras.

El informe destaca la "violenta represión de las protestas públicas" en Venezuela y "la supresión de la disidencia" y resalta que la organización pudo documentar en ese país más de 1.200 violaciones a los derechos humanos. De igual manera apunta a México como "uno de los países más peligrosos del mundo para los periodistas".

No obstante el reporte considera a las Américas segunda solo después de Europa Ooccidental en los niveles de libertad y derechos humanos, aunque señala que el aumento de los crímenes violentos y los gobiernos populistas y autoritarios "ha llevado a un retroceso en varios países'.

Freedom House es una organización no gubernamental con sede en Washington D. C. y con oficinas en cerca de una docena de países, que realiza investigaciones y promociona la democracia, la libertad política y los derechos humanos.
Freedom House es una organización no gubernamental con sede en Washington D. C. y con oficinas en cerca de una docena de países, que realiza investigaciones y promociona la democracia, la libertad política y los derechos humanos.

Las Américas

Donald Trump ha criticado a la prensa como candidato y ahora como presidente de los Estados Unidos, rechaza el papel de los medios de comunicación en su gobierno y dice que cambian sus palabras y acciones.

En medio del empeoramiento de las crisis económicas y políticas en Venezuela, a los periodistas se les denegó el acceso físico, mientras trataban de realizar algún informe sobre lo que pasaba en el país caribeño.

Durante las protestas en Venezuela, los reporteros fueron atacados por la policía y los manifestantes que están a favor del gobierno de Maduro.

En Bolivia, la administración del presidente Evo Morales apuntó a periodistas críticos con amenazas de procesamiento, y acusó a tres medios de comunicación que cubrieron un caso de corrupción contra él, de formar un "cartel de mentiras".

El gobierno del presidente Mauricio Macri en Argentina, ha instituido un régimen más favorable sobre las políticas de los medios de comunicación, contrario a lo que realizaron sus predecesores.

Macri reanudó las conferencias de prensa y controló los gastos “politizados” de publicidad estatal.

Europa

Según Freedom House, los líderes autoritarios alrededor del mundo agravaron el problema al trabajar para influir en los medios democráticos.

"La Rusia de Vladimir Putin es un pionero en la globalización de la propaganda estatal", dijo Dunham.

"Rusia ha manipulado noticias y contenido de medios sociales en Europa, Asia y Europa del Este. Ahora vemos que la manipulación rusa se extiende hacia Europa Occidental y los Estados Unidos", agregó.

El análisis apuntó que algunos de los descensos más pronunciados de la escala de 100 puntos del informe se produjeron en Polonia, Turquía y Hungría.

Acontecimientos positivos

Hubo algunos acontecimientos positivos durante el año, ya que los gobiernos de Afganistán, Argentina, Panamá y Sri Lanka, se movilizaron para mejorar el entorno mediático que había bajo sus predecesores.

"Argentina mejoró debido al ambiente menos hostil contra la prensa bajo el gobierno de [Mauricio] Macri, incluyendo reducciones en la intimidación de los periodistas y manipulación por parte del gobierno de los medios a través de la publicidad", dice el informe.

Sin embargo, los efectos prácticos de muchas de estas mejoras quedan por verse, precisó el informe anual de Freedom House.

Una copia de la portada del periódico El Periódico de Guatemala, que se lee "Periodistas muertos", cuelga en una puerta principal de la Casa Presidencial durante una protesta exigiendo una investigación por unos comunicadores asesinados.
Una copia de la portada del periódico El Periódico de Guatemala, que se lee "Periodistas muertos", cuelga en una puerta principal de la Casa Presidencial durante una protesta exigiendo una investigación por unos comunicadores asesinados.

Principales conclusiones globales

Sólo el 13 por ciento de la población mundial disfruta de una prensa libre, es decir, un ambiente donde la cobertura de noticias políticas es robusta.

Un mínimo porcentaje que garantiza la seguridad de los medios de comunicación y que deja lejos la intrusión estatal en los asuntos de la prensa, desatándose los micrófonos de presiones económicas o jurídicas onerosas.

42% por ciento de la población mundial tiene una prensa parcialmente libre, y un 45% vive en países donde el ambiente no es libre.

Estos porcentajes de participación política de los estados democráticos en los medios de comunicación, lanzaron o intensificaron los esfuerzos para deslegitimar la prensa.

Esto ejerció una influencia política sobre las emisoras públicas, y elevó el perfil de los puntos de venta privados con los gobiernos.

Funcionarios en entornos más autoritarios como Turquía, Etiopía y Venezuela, generaron conflictos políticos o sociales, como pretexto para intensificar las medidas represivas y orientadas contra la oposición.

Autoridades en varios países de África, Oriente Medio y Asia, extendieron las leyes restrictivas al discurso en línea, o simplemente cerraron los servicios de telecomunicaciones, en momentos cruciales, como antes de las elecciones o durante las protestas.

Entre los países que sufrieron los mayores descensos en la escala de 100 puntos del 2016 fueron Polonia (6 puntos), Turquía (5), Burundi (5), Hungría (4), Bolivia (4), Serbia (4), y la República Democrática del Congo (4).

Los 10 países y territorios menos valorados del mundo son Azerbaiyán, Crimea, Cuba, Guinea Ecuatorial, Eritrea, Irán, Corea del Norte, Siria, Turkmenistán y Uzbekistán.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG