Enlaces para accesibilidad

Buscan conexión colombiana en escándalo Sarkozy

  • Voz de América - Redacción

Periodistas hacen guardia frente a la residencia del ex presidente francés Nicolas Sarkozy en Paris, el 3 de julio de 2012. Las autoridades investigan contribuciones supuestamente ilegales a la campaña del ex presidente, que podría tener ramificaciones en

Periodistas hacen guardia frente a la residencia del ex presidente francés Nicolas Sarkozy en Paris, el 3 de julio de 2012. Las autoridades investigan contribuciones supuestamente ilegales a la campaña del ex presidente, que podría tener ramificaciones en

Jueces franceses pidieron a sus homólogos colombianos investigar posibles ramificaciones del caso, específicamente las propiedades y los movimientos bancarios de dos franceses con propiedades en Colombia.

Las pesquisas del sonado caso de comisiones ilegales en una venta de armas que podría involucrar al ex presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, podría llegar a Colombia en breve.

Jueces franceses pidieron a sus homólogos colombianos investigar posibles ramificaciones del caso, específicamente las propiedades y los movimientos bancarios de Jean Philippe Couzi, ex marido de la ex candidata presidencial Astrid Betancourt, quien fuera secuestrada y rescatada luego de 6 años de cautiverio, y de su socio Thierry Gaubert, ex colaborador de Sarkozy.

Los dos franceses tienen lujosas residencias campestres en El Nilo, un pueblo del departamento de Cundinamarca, en Colombia. Por eso, la justicia francesa ha pedido a la Fiscalía colombiana que investigue los haberes y las cuentas bancarias de ambos en ese país.

Couzi y Gaubert están implicados en el caso Karachi, cuyo origen es un atentado ocurrido en esa ciudad de Pakistán en el 2002, en el cual murieron 11 franceses. Los jueces sospechan que el ataque está vinculado a comisiones ilegales en dos contratos de venta de armas que sirvieron para financiar la campaña presidencial del exprimer ministro Edouard Balladur en 1995, de quien Sarkozy era portavoz.

La hipótesis es que el atentado fue una represalia pakistaní porque los franceses no pagaron las comisiones.

Según el semanario Marianne, Gaubert pidió a su exmujer que no hablara a las autoridades francesas de su propiedad en El Nilo y solo dijera que "había comprado un terreno con una casa pequeña". Gaubert, inculpado por lavado, estaría tratando de esconder al fisco francés un "pequeño palacio de 1.000 metros cuadrados", según la publicación.

La justicia también se interesa en la compra de un asadero de pollos y dos bares en El Nilo, así como en una residencia en Santa Marta.
XS
SM
MD
LG