Enlaces para accesibilidad

Francia conmemora atentados de París hace un año

  • Voz de América - Redacción

El primer ministro, Manuel Valls, dijo que se prolongará en 2017 la seguridad en todo el país, ya que según la inteligencia militar, el país puede volver a ser objeto de nuevos ataques del terrorismo.

El primer ministro, Manuel Valls, dijo que se prolongará en 2017 la seguridad en todo el país, ya que según la inteligencia militar, el país puede volver a ser objeto de nuevos ataques del terrorismo.

Los atentados yihadistas del 13 de noviembre de 2015, son una cicatriz abierta en Francia que, lejos de cerrarse, se ha agravado sobre todo con el ataque del 14 de julio pasado en Niza, cuando un tunecino radicalizado mató con un camión a 85 personas.

Francia conmemoró oficialmente el primer aniversario de los atentados yihadistas de París, con homenajes en cada uno de los escenarios de las matanzas, consciente de que la amenaza terrorista durará.

El presidente francés, François Hollande, recorrió todos esos escenarios, en los que 130 personas fueron asesinadas y cientos resultaron heridas, empezando por el Estadio de Francia y terminando en el Bataclan.

En el Estadio de Francia se produjo el único discurso, a cargo de uno de los hijos de Manuel Dias, la primera persona que murió en los atentados, quien señaló que su padre no habría querido que su recuerdo estuviera asociado al odio.

Por eso terminó su discurso con un "¡Viva la tolerancia, viva la inteligencia, viva Francia!".

El jefe del Estado siguió con las ceremonias, acompañado de la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, en las terrazas de los bares y restaurantes donde los terroristas tirotearon o hicieron explotar sus cinturones de explosivos la noche del 13 de noviembre de 2015.

La última etapa fue en el Bataclan, la sala de fiestas que registró la mayor masacre (90 muertos) y que anoche reabrió sus puertas después de un año de reconstrucción con un concierto del cantante británico Sting, cargado de emoción para los supervivientes y familiares de víctimas que asistieron.

En el Bataclan, como en los lugares precedentes, Hollande repitió la misma secuencia: primero descubrió una placa conmemorativa, luego un hombre y una mujer leyeron los nombres de las 90 personas que fueron asesinadas allí, y al final puso una corona de flores y se guardó un minuto de silencio.

En un acto posterior abierto al público, se organizó ante el Ayuntamiento del distrito XI de París una suelta de globos de colores como símbolo del carácter diverso de las víctimas.

Por la tarde se programó una misa de homenaje en la catedral Notre Dame y la colocación de luces en el canal Saint Martin, y se ha pedido a los parisinos que pongan velas en las ventanas de sus casas a la caída de la noche.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG