Enlaces para accesibilidad

Testimonio: "En París se atacó la libertad de vivir"


En cada ciudad de Francia hay lugares para expresar solidaridad con las víctimas y fortaleza frente al terror

En cada ciudad de Francia hay lugares para expresar solidaridad con las víctimas y fortaleza frente al terror

La mayoría de las víctimas de los ataques terroristas en París eran jóvenes y la huella de dolor hace que los franceses sigan adelante para no dejarse vencer por el temor

Los ataques terroristas perpetrados en París han despertado los mejores sentimientos de los franceses que uniéndose muestran solidaridad y sentido de humanidad, resume una talentosa maestra latina radicada en Francia.

Mariana Delgadillo Espinoza vive en Lyon, Francia y es la fundadora y directora de Ensamble Alkymia, una organización coral instrumental de gran éxito, y en entrevista con la Voz de América compartió su experiencia después de la tragedia provocada por terroristas y que dejó profundas huellas en la nación.

Mariana Delgadillo

Mariana Delgadillo

“Todavía la gente vive el duelo, hay un ambiente muy pesado, pareciera que todos cargamos una profunda tristeza, pero al mismo tiempo algo ha cambiado, todos estamos más sensibles, hay profunda conciencia de lo que ha sucedido”, dice Mariana describiendo la forma en la que los franceses reaccionan ahora.

“Al pasar por un memorial improvisado frente a una iglesia en el centro de Lyon pude ver a gente que se detenía para orar, para encender una vela y vi personas llorando”, dice Mariana.

Escuche la entrevista con Mariana Delgadillo Espinoza

A tiempo de reflexionar sobre el impacto de esta violencia que alcanzó principalmente a gente joven en París, Mariana recuerda que Francia ya vivió un ataque a principios de año cuando asesinaron a miembros de la publicación Charlie Hebdo.

“Ese fue un ataque contra la libertad de expresión, pero este ha sido un ataque contra la libertad de vivir, contra todos nosotros que queremos ir a un concierto, cenar en un restaurant, ver un partido de futbol, quedarnos en un bar con los amigos. Este fue un golpe contra nuestro derecho a hacer lo que queremos hacer”, afirma Delgadillo.

Finalmente preguntamos como observa a la comunidad musulmana en Francia y ella relata su propia experiencia.

“Yo viví algunos años en Nantes y muy cerca de mi apartamento había una mezquita, habían muchos musulmanes por ese lugar, y en más de una oportunidad compartí con ellos la celebración del Ramadán. Son gente generosa, abierta, deseosa de mostrar su cultura y de que sea entendida” dice esta maestra de arte coral.

“Tal vez mi experiencia no sea la de todos pero mi entorno es el artístico y ahí somos más sensibles y entre los musulmanes que conocí había muchos de un elevado nivel cultural y con un profundo sentimiento pacifista”, dice Mariana.

XS
SM
MD
LG