Enlaces para accesibilidad

Masiva marcha por víctimas de atentados

  • Voz de América - Redacción

Miles de personas en Paris se dieron cita para rendir un adiós a las victimas de la sangrienta semana en Francia.

Miles de personas en Paris se dieron cita para rendir un adiós a las victimas de la sangrienta semana en Francia.

1,6 millones de personas marcharon el domingo en una colosal manifestación en homenaje a las víctimas de los atentados que dejaron 17 muertos en Francia.

Más de 40 líderes mundiales acompañaron en París al presidente francés François Holande y a 1,6 millones de personas en una masiva manifestación de solidaridad tras los atentados terroristas de la semana pasada.

El grupo incluyó a la canciller alemana, Angela Merkel; el primer ministro británico, David Cameron; el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov; el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu y el líder palestino, Mahmoud Abbas.

Estados Unidos estuvo representado por su embajadora en Francia, Jane Hartley, pese a que el fiscal general, Eric Holder, se encontraba en Francia.

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, manifestó su apoyo y dijo que “ningún acto terrorista detendrá la marcha de la libertad”.

Parte de la manifestación de repudio contó con un minuto de silencio en homenaje a las víctimas.

El presidente Hollande saludó a los familiares de las víctimas y sostuvo cortas conversaciones con ellos.

Algunos de los manifestantes levantaban pancartas con la frase “Yo soy Charlie” y otras que decían “Empuñen sus plumas”.

En otras zonas del país se dieron manifestaciones similares.

En la localidad francesa de Dammartin-en-Goele, unas 10.000 personas se congregaron.

Fue allí donde los hermanos Said y Chérif Kouachi, presuntos autores del ataque contra la revista Charlie Hebdo, murieron en un enfrentamiento con las fuerzas del orden.

Amedy Coulibaly, responsable del asesinato de una policía, murió en otro enfrentamiento en una tienda donde había tomado rehenes y matado a cuatro personas.

Hayat Boumeddiene, compañera de Coulibaly, se encuentra fugitiva.

París no había visto una manifestación de unidad así desde la liberación de la ciudad de manos de los Nazis en la Segunda Guerra Mundial.

XS
SM
MD
LG