Enlaces para accesibilidad

Fracturas y abuso infantil

  • Voz de América - Redacción

Las lesiones y fracturas son en muchas ocasiones una clara evidencia de abuso a menores.

Las lesiones y fracturas son en muchas ocasiones una clara evidencia de abuso a menores.

Especialistas sugieren que las fracturas en los niños son una de las principales indicaciones de un posible abuso físico.

Las nuevas guías de la Academia Estadounidense de Pediatría, AAP, revelan que ciertas características de las fracturas infantiles despiertan la sospecha de que pueda haber existido abuso físico.

La doctora Emalee G. Flaherty, del Hospital de Niños Lurie, en Chicago, sostiene que "cualquier lesión infantil, incluidas las fracturas, puede ser la consecuencia del abuso infantil, sin importar la etnia o las circunstancias socioeconómicas de los niños".

Flaherty agrega que "una historia clínica completa sobre la lesión, un examen físico y una evaluación cuidadosos, la comprensión del mecanismo de cierta fractura y la existencia de otras lesiones ayudarán a los médicos y otros especialistas a reconocer este peligro oculto".

La doctora también es miembro de la Comisión de Abuso y Abandono Infantil de la AAP y revisó las últimas evidencias sobre los mecanismos de las fracturas y las enfermedades que predisponen a las fracturas en los bebés y los niños.

Las fracturas más típicas del abuso infantil son las lesiones metafisarias en los huesos largos, las quebraduras de costillas, y las fracturas escapulares, de las apófisis espinosas y el esternón, según publica Pediatrics.

La doctora Jeannette M. Perez-Rossello, radióloga pediatra de la Facultad de Medicina de Harvard, Boston, Massachusetts, también participó de la elaboración de las recomendaciones y dijo que "las fracturas son uno de los indicadores más sólidos de que existió abuso infantil.
XS
SM
MD
LG