Enlaces para accesibilidad

FMI aprueba rescate para Portugal


La crisis portuguesa se precipitó después que el Parlamento rechazó el cuarto plan de austeridad presentado por el primer ministro socialista, José Sócrates.

La crisis portuguesa se precipitó después que el Parlamento rechazó el cuarto plan de austeridad presentado por el primer ministro socialista, José Sócrates.

Es el tercer país de la zona euro que necesita ayuda financiera para escapar del colapso provocado por la crisis económica.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó un préstamo de rescate financiero de $37.000 millones de dólares para Portugal, el tercer país de la zona euro tras Grecia e Irlanda en pedir auxilio para afrontar la crisis económica.

En un comunicado en el que informó que de inmediato pondrá $8.600 millones de dólares a disposición de las autoridades portuguesas, el FMI dijo que el país propuso un programa de recuperación económicamente bien balanceado y que tiene como centro la creación y crecimiento del empleo.

La inyección de dinero es parte de un fondo de rescate de $110.000 millones acordado por el FMI y la Unión Europea (UE) y que los ministros de finanzas de la eurozona aprobaron esta semana.

Portugal solicitó la ayuda del FMI y la UE después de que el parlamento de ese país rechazó el cuarto plan de austeridad presentado este año por el primer ministro, el socialista José Sócrates, quien decidió dimitir.

A principios de mes, el FMI informó que la tasa de crecimiento de Portugal sólo promedió uno por ciento durante la última década, lo que combinado con el impacto de la crisis financiera global provocó un alto déficit fiscal en el país, elevados niveles de deuda y un persistente desempleo.

El FMI aseguró que el paquete de ayuda "está diseñado para permitir a Portugal un respiro de los préstamos en los mercados mientras demuestra la implementación de las medidas necesarias para poner de nuevo en marcha la economía".

El rescate aprobado en mayo de 2010 para otro de los países europeos en apuros, Grecia, supuso una inyección de unos $155.000 millones de dólares para el periodo 2010-2012, al que el FMI aportará poco más de $40.000 millones de dólares.

Irlanda, que solicitó ayuda en noviembre pasado, recibió un rescate de unos $120.000 millones de dólares, al que el FMI prometió dar unos $32.000 millones de dólares, que tendrán que ser devueltos en tres años.

XS
SM
MD
LG