Enlaces para accesibilidad

Florida: joven se salva de feroz caimán

  • Voz de América - Redacción

Las autoridades dieron caza al caimán y encontraron en su vientre el antebrazo del joven.

Las autoridades dieron caza al caimán y encontraron en su vientre el antebrazo del joven.

Un adolescente sobrevive milagrosamente luego de ser mordido en un río por un enorme saurio que logró arrancarle un antebrazo.

Un adolescente fue atacado por un caimán en Florida y ya se encuentra fuera de peligro después de que casi muere entre las fauces del animal, que logró arrancarle un antebrazo.

Kaleb Langdale, de 17 años, estaba pescando con arpón en aguas de sólo tres pies de profundidad el lunes pasado en la zona de Keaton Beach, cerca de Tallahassee, en el noroeste de la península, cuando un caimán de unos 10 pies de largo lo mordió.

“El caimán apareció por mi lado izquierdo y se me tiró al pecho”, dijo Langdale, quien nadaba algo separado de dos amigos en el río Caloosahatchee a una hora en que la temperatura era sumamente alta.

Uno de sus amigos lo vio y dio la voz de alarma, pero el animal atacó a Langdale y lo arrastró bajo el agua. Instantes después el joven logró zafarse de las fauces y trató de escapar.

Pero el caimán logró alcanzarlo otra vez y fue en esa oportunidad que de una mordida le arancó el antebrazo derecho.

Cuando el joven logró llegar a la orilla, él y sus amigos llamaron de inmediato al 911 para pedir auxilio y luego hicieron lo indecible por contener la hemorragia del brazo, incluso utilizaron tela de araña. La rapidez con que todos actuaron le salvó la vida.

El caimán fue luego cazado por las autoridades que lo sacrificaron y lograron extraer de su vientre el antebrazo del joven. Pero ya fue tarde para intentar implantárselo.

Los caimanes son muy activos en esta temporada del año porque se hallan en celo lo que los hace más agresivos en busca de comida para sus parejas.

Según expertos, cualquier cosa que chapotee en el agua o haga un movimiento brusco puede atraerlos hacia ese lugar, y aunque los ataques a humanos no son comunes pueden ocurrir.

Desde 1948, 224 personas han sufrido graves mordidas de caimanes en Florida, y 22 de ellas murieron, según datos oficiales.

El último incidente antes del ataque a Langdale tuvo lugar el mes pasado cuando el capitán de un barco turístico fue mordido en una mano por un caimán de 9 pies.
XS
SM
MD
LG