Enlaces para accesibilidad

Colegas del Fiscal General Adjunto sugieren que se recuse

  • Voz de América - Redacción

Rod Rosenstein amenazó con renunciar al darse cuenta que la narrativa que emanaba de la Casa Blanca lo presentó como el principal motivador de la decisión de destituir a Comey, según reportes de prensa.

Colegas del fiscal general adjunto, Rod Rosenstein, dijeron el miércoles que este debería recusarse de la investigación sobre la interferencia rusa en las elecciones estadounidenses.

En su lugar — dijeron— Rosenstein debería nombrar un fiscal especial para la pesquisa, luego que el presidente Donald Trump destituyera abruptamente al director del FBI, James Comey, el martes.

“¿Puede hacer un trabajo imparcial en la investigación? Tal vez. Pero la credibilidad se ha perdido y no pienso que el Departamento de Justicia pueda conducir esta investigación sin contratar un consejero externo”, dijo Doug Gansler, un ex fiscal general de Maryland que apoyó la selección de Rosenstein para el puesto de número dos en el Departamento de Justicia.

Rory Little, un exfiscal general adjunto que ha conocido a Rosenstein desde la década de los 1990 y también apoyó su nominación, dijo que es “enteramente probable” que Rosenstein nombre a un fiscal especial.

“Si lo nombra, se quita la presión de encima y del Departamento de Justicia”, dijo Little.

Rosenstein, quien asumió su cargo hace solo dos semanas, escribió un inusualmente mordaz memorándum en el que critica a Comey, el cual fue citado por Trump y sus allegados para justificar el despido del director del FBI.

El fiscal general, Jeff Sessions, ya se había recusado de la investigación sobre Rusia luego de no declarar, durante una audiencia de confirmación ante el Senado, que se reunió con el embajador ruso ante Estados Unidos, Sergei Kislyak.

Rosenstein tiene la autoridad de nombrar a un fiscal especial si así lo decide, pero durante su propia audiencia de confirmación en marzo, dijo que estaría dispuesto a hacerlo solo “si determina que es apropiado”.

La Casa Blanca y otros legisladores republicanos se oponen a la idea. Pero Little aseguró: “Conozco a Rod Rosenstein lo suficientemente bien para saber que si piensa que es lo que hay que hacer y el presidente dice ‘Si haces eso te despido’, va a renunciar”.

El miércoles por la noche, el Washington Post reportó que Rosenstein amenazó con renunciar al darse cuenta que la narrativa que emanaba de la Casa Blanca lo presentó como el principal motivador de la decisión de destituir a Comey y que el presidente actuó solo en base a su recomendación.

Rosenstein escribió en su carta que “casi todos están de acuerdo que el Director cometió serios errores”, que “el director se equivocó al usurpar la autoridad del Fiscal General … y anunciar su conclusión que debía cerrarse el caso contra [Hillary] Clinton” y “para empeorar el error, el Director ignoró otro principio de larga data: no hacemos conferencias de prensa para divulgar información derogatoria sobre el sujeto del que se ha declinado investigar”.

Según el Post, el presidente ya había decidido por si solo despedir a Comey, pero llamó a Sessions y a Rosenstein para ordenarles que pusieran por escrito las razones para despedir al director.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG