Enlaces para accesibilidad

Sin límites para financiar

  • Ramon Taylor - Washington, DC

También el presidente Obama se manifestó en contra de la decisión judicial en su discurso sobre el estado de la Nación, en enero 2010.

También el presidente Obama se manifestó en contra de la decisión judicial en su discurso sobre el estado de la Nación, en enero 2010.

La Corte Suprema dictaminó que las corporaciones no tienen que adherirse a límites en cuanto a fondos para avisos políticos durante los comicios.

Esta fue la resolución del publicitado caso de Citizens United versus Federal Election Commission, en enero de 2010, donde por cinco votos contra cuatro, la Corte Suprema levantó la restricción a las corporaciones sobre la financiación a las campañas electorales.

El argumento que respalda esta decisión reconoce que poner dinero en la política es una forma de expresión protegida por la primera enmienda constitucional.

Los críticos, incluyendo miembros de la Comisión para el Desarrollo Económico (CDE), dicen que las corporaciones deben estar presentes en el mercado, pero no en la arena política.

"Hemos recorrido un largo camino en este país en el trato a las corporaciones, que son criaturas del estado, como si fueran seres humanos individuales, y eso realmente es mucho para la mayoría de los ciudadanos, y ellos piensan que sería perfectamente razonable imponer algunos límites a las grandes masas de riqueza o recursos, si no se aplican en el interés público", expresa la CDE.

Esta comisión encabeza la lucha para reformar la financiación de campaña y aboga por una mayor transparencia y supervisión, como salvaguarda contra la corrupción.

También el presidente Obama se manifestó en contra de la decisión judicial en su discurso sobre el estado de la Nación, en enero 2010.

"Con todo respeto a la separación de poderes, la semana pasada la Suprema Corte revirtió una ley de hace un siglo, lo cual, yo creo, abrirá las compuertas a los intereses especiales, incluyendo las corporaciones extranjeras, para que gasten sin límite en nuestras elecciones", señaló Obama.

"Este es un desesperado ardid de la Casa Blanca para distraer la atención de sus fallidas políticas económicas", expresó Karl Rove, asesor político del ex presidente George W. Bush, en representación del sector crítico de esta decisión.

Algunos expertos aseguran que el levantamiento de las restricciones a los gastos corporativos ha dado a los republicanos una clara ventaja en las elecciones de medio término de 2010, ya que pueden dar grandes sumas de dinero a sus candidatos sin tener que revelar sus nombres.

XS
SM
MD
LG