Enlaces para accesibilidad

Fin de subsidio al Etanol

  • Voz de América - Redacción

El nuevo año trajo el fin de un subsidio de 6 billones de dólares que apoyaba a esa industria, lo cual, aunque generó temor, no significa que los precios de los alimentos se vean afectados en gran manera.

Con la industria estadounidense del Etanol consumiendo cerca de un cuarto de la producción nacional de maíz, muchos culpan a los biocombustibles de que el costo de este y otros alimentos esté aumentando.

“El etanol es un factor en el precio del maíz y ha ayudado a levantar los precios del maíz y todos los otros productos agrícolas, ya que están vinculados", dice la economista de la Universidad de Purdue, Tyner Wally.

Desde hace 30 años, el gobierno ayudaba a los productores de biocombustibles con un subsidio cercano a los $6.000 millones de dólares anuales y ahora, a partir del 2012, esta ayuda dejó de existir.

“Esto está expirando. Y doy a la industria del etanol un gran crédito por permitir que expire”, dijo Bob Dinneen, jefe de la Asociación de Combustibles Renovables. Esta asociación afirma que no luchó para ampliar o mantener el subsidio porque la industria ha madurado. “Nunca quisimos estar atados al contribuyente siempre, y pienso es que es bueno haber llegado a un punto donde este trabajo esté hecho. Seguimos adelante.”

Sin embargo, expertos coinciden en afirmar que la principal razón para que la industria haya llegado a este punto no es el subsidio, sino una ley promulgada en 2007 que apuntaba a incrementar la producción y consumo de combustibles renovables como el Etanol. La ley exige a los fabricantes incluir combustibles renovables entre sus productos.

XS
SM
MD
LG