Enlaces para accesibilidad

Millones de damnificados por tifón en Filipinas

  • Voz de América - Redacción

Vista aérea del poblado de pescadores de Guiwan en una de las zonas devastadas por el tifón Haiyán.

Vista aérea del poblado de pescadores de Guiwan en una de las zonas devastadas por el tifón Haiyán.

La cantidad de muertos originalmente cifrada en cientos podría superar los 10 mil. Más de 600 mil personas fueron desplazadas de sus hogares. La ONU moviliza ayuda a gran escala.

El director de la oficina humanitaria de Naciones Unidas dijo que casi 10 millones de personas han sido damnificadas en Filipinas por el devastador tifón que azoto el viernes a ese país.

John Ging informó que al menos 660 mil personas fueron desplazadas de sus hogares por la tormenta, la mayor registrada en casi un siglo, y que dado el grado de destrucción que ocasionó la ONU está movilizándose para brindar ayuda de emergencia a gran escala.

El trágico saldo dejado por el tifón Haiyán en Filipinas era de 942 muertos confirmados, pero las autoridades siguen temiendo que la cifra sea mucho mayor, quizás de hasta más de 10.000 fallecidos, dada la devastación en ciertas áreas del archipiélago.
Presidente Obama se solidariza

La Casa Blanca emitió un comunicado en el que el Presidente y la Primera Dama manifiestan “su tristeza por la pérdida de vidas y extensos daños por el súper tifón Yolanda”.

“Estados Unidos ya está proveyendo asistencia humanitaria significativa y estamos preparados para asistir aún a más los esfuerzos de ayuda y de recuperación del gobierno filipino”, agrega el presidente en el comunicado.

"Nuestros pensamientos y oraciones van para los millones de personas afectadas por esta devastadora tormenta", termina la declaración.

Este lunes partió el primer avión estadounidense con ayuda a las zonas más devastadas en Filipinas, cargado con suministros de emergencia como agua, generadores eléctricos, un montacargas y dos camiones acompañados por un contingente de infantes de marina partieron rumbo a la ciudad de Tacloban.

Las islas del archipiélago encaraban inimaginables esfuerzos por recuperarse de la devastación que ha dejado cadáveres entre los escombros, áreas completamente arrasadas, árboles caídos y la falta de servicios básicos como luz, agua y comunicaciones.

La ciudad de Tacloban, una de las más afectadas, resembla un basurero municipal desde el aire, puntualizado solo por unos cuantos edificios de concreto que permanecen en pie.

“No creo que hay una sola estructura que no haya sido destruida o dañada severamente de alguna manera –todos los edificios, cada una de las casas”, dijo el General brigadier de la infantería de marina estadounidense Paul Kennedy, luego de sobrevolar la zona en un helicóptero.

Los soldados filipinos están distribuyendo comida y agua en Tacloban, y equipos de evaluación de Naciones Unidas y otras agencias internacionales ya están presentes en la destruida ciudad.

Ola Fagan, vocera de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU, dijo que las donaciones y los compromisos ya están llegando desde Europa, Australia, Turquía y América del Norte.

“La Organización Internacional de la Migración ha comprometido 4.000 tiendas de campaña; Estados Unidos ha enviado 10.000 tiendas plásticas; Gran Bretaña, unos $8 millones de dólares para comprar refugios; los servicios de auxilio de la Iglesia católica también están movilizando 18.000 tiendas”, añadió.

El tifón Haiyan se debilitó considerablemente antes de llegar a las costas de Vietnam el domingo.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG