Enlaces para accesibilidad

Senador habla 15 horas exigiendo el control de armas

  • Voz de América - Redacción

Imágen tomada de la transmision de C-SPAN que muestra al senador Chris Murphy, en el uso de la palabra.

Imágen tomada de la transmision de C-SPAN que muestra al senador Chris Murphy, en el uso de la palabra.

Sus compañeros demócratas participaron en el bloqueo, conocido como filibusterismo, expresando frustración sobre la más reciente matanza de inocentes en el país.

Después de más de tres años de discursos implorando al Congreso que actúe para combatir la rampante violencia armada en Estados Unidos, el senador Chris Murphy tomó una medida más drástica.

Tres días después de que 49 personas fueran masacradas en un club nocturno gay en Orlando, Florida, el senador demócrata por Connecticut tomó la palabra y prometió seguir hablando hasta que demócratas y republicanos acordaran hacer algo para detener la violencia.

Sus compañeros demócratas participaron en el bloqueo en el uso de la palabra, conocido como filibusterismo, expresando frustración sobre la más reciente matanza de inocentes en el país.

“Si no actuamos, la próxima vez que alguien use un arma para matar a uno de nosotros, un arma que pudo haberse evitado que cayera en manos de un terrorista, los miembros de este Congreso vamos a tener nuestras manos llenas de sangre”, dijo la senadora por Massachusetts, Elizabeth Warren, al pleno del senado.

Otro de sus colegas, el senador demócrata por Nueva Jersey, Cory Brooker, fue igualmente dramático en su exhortación.

“Hemos conversado con nuestros colegas que van a venir al pleno y que tienen en sus corazones la palabra ‘suficiente’, ‘suficiente’, ‘suficiente’, exclamó.

"Lo que queremos no es radical. Lo que queremos no es algo partidista. Lo que queremos es sentido común, el cual es apoyado por la abrumadora mayoría de esta nación”, dijo Brooker.

Murphy terminó su bloqueo casi 15 horas después de comenzar a hablar, cuando los líderes republicanos del Senado acordaron debatir una propuesta de prohibir la compra de armas a quienes aparecen en la lista de terroristas vigilados del FBI, y otra, que extendería la revisión de antecedentes cuando se compre un arma.

Murphy ha sido el más persistente promotor del control de armas desde que un hombre armado mató a 20 niños y siete maestros y empleados en la escuela primaria Sandy Hook en Newton, Connecticut, en diciembre de 2012.

XS
SM
MD
LG