Enlaces para accesibilidad

Venecia se viste de gala

  • Voz de América - Redacción

El 68 Festival de Cine de Venecia se colma de grandes actores y producciones que superan las expectativas que muchos tenían.

Venecia y el cine llegan a su ecuador tras un intenso fin de semana plagado de destacados estrenos en los que no han faltado caras famosas y directores de renombre.

Aunque también los hay que triunfan por ambos títulos, como el reconocimiento que obtuvo el veterano actor estadounidense Al Pacino, quien recibió un homenaje en el Festival del Cine de Venecia el domingo al ser galardonado con el premio Jaeger-Le Coultre Glory to the Filmmaker 2011 al presentar su último proyecto como director "Wilde Salome".

Pacino, considerado uno de los gigantes del cine actual a sus 71 años, con ocho candidaturas al Oscar y un premio de la Academia en su haber, admitió estar un poco confundido sobre qué tipo de película había hecho.

"Supongo que lo que tratamos de hacer es (...) crear una historia", dijo Pacino a la prensa. "Pero no sé lo que es. Me gusta decir que es un documental porque no es una película, pero entonces no es un documental cualquiera, así que estoy confundido", agregó. "Tan pronto como empecé a hacer mis propias películas, finalmente me volví más fácil para los directores", explicó.

Pacino atrajo a grandes multitudes de fans, pero no fue el único. Estrellas de la talla de George Clooney, Gwyneth Paltrow y Madonna caminaron por la alfombra roja este año.

A otros, sin embargo, Venecia les ha girado el foco sobre sí mismos. Su actuación como un neoyorquino obsesionado por el sexo ha hecho de Michael Fassbender un firme favorito para el premio al mejor actor en el festival de cine de Venecia, coronando lo que los críticos llaman un año crucial para el irlandés de 34 años.

Aunque no es protagonismo precisamente lo que todos buscan, como expresó el actor británico Colin Firth dijo que estaba muy feliz de hacerse a un lado y tomar un papel de reparto con el fin de tener un personaje "substancial" en "Tinker, Tailor, Soldier, Spy".

"Fue excelente tener algo que era suficientemente substancial como para morderlo, pero que permitiera que otros hicieran el trabajo pesado" dijo el lunes Firth a los periodistas en el Festival de Cine de Venecia. "Simplemente eso fue lo que hice el año pasado y me vino muy bien".

Firth ganó el Oscar al mejor actor por "The King's Speech" y fue nominado al mismo reconocimiento por "A Single Man", interpreta al agente de inteligencia Bill Haydon, un personaje contrastante con la dirección que toma la cinta gracias al personaje principal, el espía retirado George Smiley, interpretado por Gary Oldman.

XS
SM
MD
LG