Enlaces para accesibilidad

En cualquier momento se podría saber si el policía que mató a joven afroestadounidense Michael Brown será acusado formalmente.

La mayoría de las personas en los alrededores de la avenida donde se dieron los violentos encuentros en Ferguson tienen temor.

Ellos aseguran que si a Darren Wilson, el policía blanco, de 28 años, no se le presentan cargos judiciales, la ciudad podria verse envuelta en otra ronda de fuertes, e incluso más intensas, protestas.

En vista de esto, los padres de Michael Brown, desde Ginebra, Suiza, donde participaron en una audiencia frente al Comité contra la Tortura de la ONU, aseguraron que a pesar de que quieren justicia para su hijo, ellos no apoyan ningún acto de violencia.

Ferguson meses después

En el lugar exacto donde murió el adolescente ahora se encuentran diferentes recuerdos conmemorando su muerte. Allí, el 9 de agosto, Darren Wilson le propinó varios disparos a Brown.

Según el cuerpo policial de la ciudad, el policía disparó en defensa propia. Para diferentes testigos y muchos en la comunidad, esto fue un ejemplo de uso de fuerza excesiva por parte de un funcionario de seguridad pública. Muchos aquí dicen que este no es un hecho aislado y que la policía ha maltratado a la comunidad negra, en esta población, por años.

En este momento, el caso está siendo analizado por un cuerpo jurídico conocido en EE.UU. como gran jurado. El fiscal del condado de St. Louis les presenta evidencia y los miembros también oyen declaraciones de testigos y otras personas involucradas en el caso. El gran jurado decidirá si se presentarán cargos contra el policía.

Que podría pasar

La muerte de Brown generó controversia en la comunidad y miles de personas salieron a protestar. Los manifestantes y los cuerpos de seguridad tuvieron fuertes y violentos encuentros. Decenas de personas fueron arrestadas.

Ahora, se espera que el gran jurado alcance una decisión en cualquier momento. La posibilidad de que al policía no se le presenten cargos, podría acabar en nuevas protestas. Según ciudadanos que hablaron con la Voz de América, de mayor escala aún que las que se dieron en agosto.

En Ferguson, meses después, todavía hay señales de una ciudad tratando de recuperarse. Varios establecimientos sufrieron daños o fueron saqueados. La posibilidad de nuevas manifestaciones le genera preocupación a muchos en la comunidad.

"Podría ponerse feo, no puedo decir exactamente qué pasará o que no pasará. Pero creo que sí se pondrá feo”, dijo Toriano Johnson, un empleado de una barbería que se ubica justo en frente del lugar central de las protestas.

El comercio está completamente cubierto con tablas, como se acostumbra antes de fenómenos climáticos como un huracán, o en este caso la posibilidad de fuertes protestas y posibles saqueos que vuelvan a abatir a este suburbio de St. Louis, Missouri.

XS
SM
MD
LG