Enlaces para accesibilidad

El mundo de las favelas

  • Federica Narancio

Las favelas han generado a lo largo de las décadas sus propios códigos, normas y cultura, según el experto.

Las favelas han generado a lo largo de las décadas sus propios códigos, normas y cultura, según el experto.

Un experto en favelas de Brasil dijo a voanoticias.com que se necesita al menos una década de intervenciones en las favelas para producir cambios reales.

La favela Complexo do Alemao, en Río de Janeiro, está bajo control del Estado tras un megaoperativo policial que logró recuperar un bastión de los narcotraficantes.

Y los militares seguirán presentes en la favela durante mucho tiempo más: la consigna es que el Ejército actué como una fuerza de paz en la zona, tal como lo hace en Haití, según informó la agencia AFP.

Pero el problema está lejos de ser resuelto. Voanoticias.com entrevistó a Fernando Lannes Fernandes, un experto en favelas, urbanización y políticas sociales que trabaja como investigador asociado en el Observatorio de Favelas, una organización social con sede en Río de Janeiro.

Fernandes dijo que esta intervención es sólo el comienzo y que se necesita mucho más para revertir “más de 100 años de negligencia e indiferencia”.

Las favelas de Río de Janeiro reciben mucha atención en la prensa por culpa de las cuadrillas de drogas y los narcotraficantes. ¿Son de hecho las favelas más peligrosas de Brasil?

Los narcotraficantes de las favelas son el eslabón más expuesto de una extensa red internacional de tráfico de drogas. Sin embargo, su poder e influencia casi nunca alcanzan el nivel supralocal. Ellos son criminales locales con mucho poder e influencia dentro de las favelas. Como operan en una red criminal, las bandas (o “comandos”) tienen un gran control territorial en la mayoría de las favelas de la ciudad.

Es correcto decir que son criminales muy peligrosos que amenazan el orden social y la democracia en las favelas y en la ciudad. Sin embargo, uno debe tener cuidado con esta imagen, ya que oculta el verdadero problema de la soberanía del Estado en algunas zonas de la ciudad.

¿Cuál es su opinión sobre el megaoperativo policial en el Complexo do Alemao y las tácticas que está utilizando el gobierno para controlar el problema?

Esta es una intervención muy puntual. Alemao es una de las sedes del tráfico de drogas en Río de Janeiro. Y la pregunta del momento es: ¿Por qué el Estado brasileño permitió esta situación? Es algo muy complejo que no se resolverá en pocos años. No es un tema de policías y justicia. Es un tema de justicia social, de la cultura política y el compromiso público de las autoridades.

Con respecto a la operación, hay un problema en cuanto a su naturaleza, el uso del Ejército. Hay varias denuncias sobre abusos de la policía y así sucesivamente. En resumen, es demasiado pronto para evaluar las intervenciones.

Es importante decir que cuando el tema es desarrollo urbano y seguridad urbana, se necesita al menos una década de intervenciones sistemáticas para producir cambios reales.

La pregunta del millón: ¿Cómo abordar el tema de la violencia dentro de las favelas? ¿Qué propone el Observatorio de Favelas? Y aparte de la violencia, ¿es necesario erradicar las favelas o mejorar las condiciones de vida en las mismas?

No hay ninguna razón para eliminar las favelas. Estoy de acuerdo en que las favelas son resultado de una sociedad muy desigual. Sin embargo, en los últimos años las favelas crearon su propio ambiente, su propia vida. En lugar de eliminarlas, el camino a seguir es la mejora completa de estos barrios.

En mi opinión, además de reincorporar la soberanía estatal, hay un problema en relación al bienestar urbano en las favelas. Es necesario reducir la densidad actual para producir un ambiente urbano más favorable. También es necesario mejorar los servicios.

Hay muchas personas que viven sin ventanas, en espacios muy pequeños, sin acceso a servicios básicos y transporte. También hay personas viviendo en acantilados peligrosos y zonas desmoronadas. Es necesario crear un estándar urbano en las favelas con el fin de mejorar el bienestar físico y psicológico de la población.

La soberanía del Estado es sólo el comienzo de las transformaciones necesarias. La captura de los criminales es sólo un primer paso del largo viaje para recuperar más de 100 años de negligencia e indiferencia.

¿Cómo es la dinámica dentro de las favelas? ¿Es un mundo en sí mismo con su propia subcultura, códigos? ¿Las personas que viven allí están muy marginadas del resto de la sociedad o no tanto como creemos?

La ausencia del Estado ha creado un territorio singular con sus propios códigos, normas y cultura. La presencia de grupos criminales reforzó este aspecto de forma más dramática.

Sin embargo, hay varios aspectos de la integración y el intercambio de las favelas a considerar. Las personas de las favelas desempeñan un papel relevante en la economía urbana como trabajadores poco cualificados. Ellos también producen cultura, que es consumida por la clase media, como el carnaval y más recientemente la música funk.

Desafortunadamente, hay un fuerte prejuicio sobre la gente de las favelas. Se los considera como ciudadanos de segunda categoría y la mayoría de las veces ellos sufren por culpa de esto y reciben servicios de baja calidad, deben lidiar con la criminalización de la pobreza y la dificultad para acceder a algunos lugares de la ciudad.

XS
SM
MD
LG