Enlaces para accesibilidad

Colombia acepta canje de rehenes


Las FARC reivindicaron que seguirán luchando por el canje humanitario.

Las FARC reivindicaron que seguirán luchando por el canje humanitario.

La guerrilla colombiana liberará cinco rehenes, pero pide que sean recibidos por la ex senadora Piedad Córdoba.

El Gobierno de Colombia anunció que está disponible para ofrecer las condiciones de seguridad requeridas para que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, las FARC, liberen a cinco rehenes.

El grupo guerrillero prometió entregar a la ex senadora Piedad Córdoba a los rehenes, tres efectivos de las Fuerzas Militares y a dos políticos secuestrados. la ex senadora Córdoba, fue destituida por la Procuraduría General acusada de estar vinculada con los rebeldes.

"El Gobierno Nacional está dispuesto a garantizar todas las condiciones de seguridad requeridas para la mencionada liberación a la mayor brevedad posible", informó la presidencia de Colombia en un comunicado.

Cinco rehenes del grupo guerrillero colombiano FARC serán liberados en apoyo a la destituida ex senadora colombiana Piedad Córdoba, por su supuesta vinculación con la guerrilla, según anunció el mando central de las FARC en un comunicado.

"La decisión está tomada y la fecha dependerá de las garantías que otorgue el gobierno para que la ex senadora Piedad Córdoba pueda recibir a los que serán liberados", dijeron las FARC.

Los liberados serían el mayor de la policía Guillermo Solórzano, el infante de marina Henry López Martínez, el cabo del Ejército Salín Sanmiguel, y de los concejales Marcos Vaquero y Armando Acuña.

Al hacer el anuncio, las FARC resaltaron que “la sanción contra Piedad Córdoba es inmoral e injusta" y agregan quue está "dictada por los más aviesos intereses políticos”.

Piedad Córdoba fue destituida e inhabilitada por 18 años para ejercer cargos públicos por el Procurador Alejandro Ordónez Maldonado, al considerar que la ex senadora tenía vínculos demasiado estrechos con el grupo guerrillero.

Esos vínculos fueron establecidos tras la incautación de computadoras en la Operación Fénix, que mostraron un supuesto cruce de documentos entre las FARC y Córdoba, identificada con varios apodos tales como “Teodora” y “Negrita”.

Si bien las FARC ratificaron su intención de dialogar para resolver pacíficamente el conflicto con el gobierno colombiano, reiteraron en su comunicado que seguirán luchando por un canje humanitario entre 20 rehenes a cambio de guerrilleros.

XS
SM
MD
LG