Enlaces para accesibilidad

Familias venezolanas piden justicia


Los familiares de muertos y heridos en las manifestaciones llevadas cabo en Venezuela piden justicia al gobierno de Nicolás Maduro.

Los familiares de muertos y heridos en las manifestaciones llevadas cabo en Venezuela piden justicia al gobierno de Nicolás Maduro.

Los familiares de muertos y heridos en las manifestaciones llevadas a cabo en Venezuela piden justicia al gobierno de Nicolás Maduro.

Familiares de los muertos y heridos en las manifestaciones llevadas a cabo en Venezuela se reúnen para pedir al gobierno una profunda investigación.

Las diferentes manifestaciones han dejado un saldo de 10 personas muertas, varios heridos, así como detenidos por parte de las autoridades.

Liliana Gutiérrez le dijo al mandatario que “unas ideas no pueden amedrentar a un gobierno”. Su sobrino, Enyerson Ramos, de 18 años, recibió dos disparos en el tórax y en el cuello.

El mismo día que Ramos fue lesionado, el 18 de febrero, ocho jóvenes fueron heridos de bala, entre ellos la ex reina de belleza de 22 años de edad, Génesis Carmona. Carmona murió al día siguiente.

En medio de las manifestaciones algunos jóvenes fueron detenidos por soldados de la Guardia Nacional. Sus familiares denuncian amenazas de muerte, golpizas, choques eléctricos y torturas.

Rebeca González denunció que su hijo de 21 años fue “vilmente maltratado, humillado, violado”.

“No puedo creer que nuestras Fuerzas Armadas actúen como están actuando”, afirmó González, quien dice tener evidencias y acusa a las autoridades de haber golpeado y violado a su hijo con el cañón de un fusil.

Juan Manuel Carrasco, el hijo de Rebeca, fue detenido el 13 de febrero en Valencia y recluido en una cárcel. Tres días después fue llevado ante un juez que lo sentenció a 45 días de arresto domiciliario.

La incomunicación es una de las denuncias frecuentes por parte de los padres de algunos estudiantes detenidos. Flor Madriz, madre del estudiante José Alejandro Pérez, dijo que su hijo estuvo incomunicado por 36 horas, no se le permitió hacer una llamada o beber agua.

El gobierno de Venezuela no respondió sino solo hasta el 21 de febrero cuando el mismo presidente dijo que “En Venezuela no se tortura, ni se violan derechos y si algún funcionario se descubriera, investigamos al funcionario y se lo entregamos a la Fiscalía. Aquí se respetan los Derechos Humanos”.
XS
SM
MD
LG