Enlaces para accesibilidad

“Mi vida fue una fiesta”

  • Voz de América - Redacción

Cientos de personas se congregaron en Buenos Aires, la capital de Argentina, para despedir los restos de Facundo.

Cientos de personas se congregaron en Buenos Aires, la capital de Argentina, para despedir los restos de Facundo.

Son las palabras de Facundo Cabral que recuerda Jorge Masini durante una reflexión que compartió con la Voz de América.

Jorge Masini, productor y director de los espectáculos en Argentina, compartió con la Voz de América una reflexión sobre el que fue su compañero en los últimos años, frente a su ataúd, en el Teatro Ateneo de Buenos Aires, donde Facundo Cabral dio uno de sus últimos recitales en Argentina.

¿Cómo vivió la noticia?

Estuve con él un día antes de viajar, programando la gira que seguía. Es muy difícil, lo primero que uno siente es un sentimiento de dolor y de impotencia y luego hay que tomar tiempo para reflexionar, tratándose de una personalidad como la de Facundo, y pensar desde otro ángulo que este ha sido el último servicio que él ha prestado para que el mundo esté atento a lo que está pasando en ese país. Para que se esté hablando de los graves hechos de violencia que hay en Guatemala. Me parece que tomar la muerte de Facundo como un caso policial es una posibilidad, pero no es la posibilidad, entiendo que hay que mirar más por ese lado.

¿Cuál sería su reflexión sobre Facundo?

Él sabía que estaba cerca de la muerte de cualquier manera, porque estaba muy enfermo. También es cierto que evitó la decrepitud, que era lo único que no le gustaba de la muerte. Pienso que él se ha ido mucho mejor de lo que uno queda, y que hoy su alma estará revoloteándonos, y estará feliz de que su público esté compartiendo con él en este lugar que él quería mucho.

¿Con qué recuerdo de Facundo se queda?

En la última función de aquí, hace poquito tiempo, un mes y medio, más o menos. Él no estaba bien de salud, había llegado muy mal, pero como siempre se ponía bien cuando iba a empezar la función, el teatro lo transformaba, y antes de entrar al escenario me dijo: 'Si esta es mi última función de mi vida, quiero que pinten el cajón de rojo y celebren porque mi vida fue una fiesta' y creo que es un buen legado.

¿Y así cierra la última función?

Es lo que estamos tratando de hacer, compartirlo desde otro lugar sin darle demasiado lugar a la pérdida, sino justamente a tenerlo para siempre.

¿Ha tenido la oportunidad de compartir algunas palabras con la viuda?

Tengo una relación de muchos años, a pesar de que no somos amigos, nos conocemos desde hace mucho tiempo. Hemos compartido con ella todo el proceso de esta mañana y de estos días. Está quebrada, por momentos, muy quebrada, y por momentos más entera, como es lógico.

XS
SM
MD
LG