Enlaces para accesibilidad

Facebook y Twitter cierran cuentas


Anonymous dijo que sus activistas no eran ni vigilantes ni terroristas.

Anonymous dijo que sus activistas no eran ni vigilantes ni terroristas.

Facebook, Twitter cancelan cuentas del grupo de hackers que defiende a WikiLeaks después de que atacaran a Amazon.

Facebook y Twitter borraron las cuentas de cibernautas que atacaron el sitio de Visa y Mastercard así como de otras páginas de pagos por internet que bloquearon las donaciones a WikiLeaks.

Estas entidades financieras suprimieron primero las cuentas del sitio web después de que divulgara cables diplomáticos estadounidenses.

Facebook confirmó que eliminó el sitio Operation Payback porque promovía un tipo de ataques a páginas de internet. Sin embargo, Twitter declinó realizar comentarios.

El equipo de hackers que responde al nombre Anónimos desafió los esfuerzos para bloquear sus ataques y la campaña reapareció en Twitter poco después usando otra cuenta.

La medida contra los activistas del grupo que dice abogar por la libertad en internet. Si bien, los expertos aseguran que las cancelaciones no tendrían mucho efecto en la campaña a favor de WikiLeaks pues sus partidarios estaban utilizando diferentes salas de conversación online para organizarse.

Amazon, empresa relacionada con Facebook y Twitter, bloqueó el uso de su servidor para WikiLeaks la semana pasada, lo que le convirtió en blanco de un breve ataque, pero los activistas dijeron que el sitio era muy grande para ellos, por el momento.

Represalias

En una carta en la red, el grupo Anónimos dijo que sus activistas no eran ni vigilantes ni terroristas. Y alegó el mismo discurso que ahora emplea Facebook: "La meta es simple: ganar el derecho a mantener internet libre de cualquier control de cualquier entidad, corporación o gobierno".

La campaña en internet comenzó tras el arresto en Gran Bretaña del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, por supuestos crímenes sexuales cometidos en Suecia. El australiano de 39 años se encuentra en una cárcel en Londres, a la espera de una audiencia por extradición.

XS
SM
MD
LG