Enlaces para accesibilidad

Colombia ofrece recompensa


Durante su visita al lugar del atentado, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, se comprometió a continuar la lucha contra el terrorismo.

Durante su visita al lugar del atentado, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, se comprometió a continuar la lucha contra el terrorismo.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ofreció una recompensa de $500 millones de pesos colombianos (unos $260.000 dólares) para los que aporten datos de los autores del atentado ocurrido en Bogotá.

En un discurso en la ciudad sureña de Popayán, el mandatario dijo que ese acto forma parte de los últimos "coletazos del terrorismo" en Colombia y que aún desconocen sus autores y el motivo.

"No sabemos todavía y hay que decir la verdad, no sabemos todavía quiénes fueron los responsables, ni contra quién" iba dirigido el atentado, agregó Santos al ofrecer la recompensa. También destacó el rechazo de la comunidad internacional a “estos actos terroristas, actos cobardes porque el terrorismo es eso, es un acto de cobardía, no dan la cara, atacan a la población civil".

Condena de EE.UU.

El portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Mark Toner, condenó la explosión del coche bomba en Bogotá, que dejó nueve personas lesionadas.

"Entendemos que hubo un coche bomba. Obviamente, condenamos este tipo de actos de violencia", dijo Toner.

La OEA y el SIP se unieron a la condena de los ataques.

El Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, manifestó en una carta enviada al presidente Santos su “más profunda solidaridad y apoyo al gobierno y al pueblo colombiano”.

A su vez, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) hizo sentir su malestar y calificó el acto como una “grave intimidación a la libertad de prensa”.

También los gobiernos de México, Argentina, Venezuela, Bolivia, Ecuador, El Salvador y Costa Rica, expresaron su condena al ataque.

La declaración de Venezuela fue considerada sintomática de la nueva sintonía política entre Caracas y Bogotá luego de que ambos países restablecieran relaciones diplomáticas.

"El pueblo y el gobierno venezolanos repudian de la manera más enérgica este acto terrorista dirigido contra el hermano pueblo de Colombia y contra su ferviente deseo de vivir en paz", dijo la cancillería venezolana en un comunicado, agregando que espera un pronto esclarecimiento de los hechos.

Las investigaciones avanzan

El vehículo utilizado en el atentado ocurrido en Bogotá, estaba cargado con 50 kilos de una mezcla explosiva de nitrato de amonio con combustible, conocida como Anfo (Ammonium Nitrate Fuel Oil), por su sigla en inglés, informaron las autoridades.

El comandante de la policía Metropolitana de Bogotá, César Augusto Pinzón dijo que las investigaciones avanzan para tratar de encontrar a los responsables por el ataque.

El consejo extraordinario de seguridad, convocado por la Alcaldía de Bogotá, se reunirá en forma urgente para recibir el primer informe de un equipo interinstitucional que está trabajando en las investigaciones.

Visita del presidente Santos

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, visitó el lugar del atentado en Bogotá y llegó hasta estudios de radio Caracol en Bogotá, cuyo edificio fue afectado por la explosión.

Acompañado por el ministro de Defensa, Rodrigo Rivera y por el alcalde de Bogotá, Samuel Moreno Rojas, el jefe de estado dijo que la explosión es "un atentado terrorista” y reiteró su compromiso de “combatir a los terroristas con toda la determinación del caso".

“El terrorismo lo vamos a seguir combatiendo con todo lo que tenemos a nuestro alcance. La seguridad democrática no va a bajar la guardia un solo milímetro”, advirtió Santos en declaraciones publicadas en la página de Internet de la presidencia colombina.

Santos admitió que los autores del ataque están enviando un mensaje, "esto no es gratuito, ojalá esto no se repita pero por la hora y la forma como se hizo quieren crear el mayor impacto posible. Esto es un atentado terrorista, cobarde".

Un supuesto coche bomba fue detonado en la zona norte de Bogotá, la capital de Colombia, provocando daños materiales y por lo menos nueve personas tuvieron que ser atendidas por los equipos médicos.

La explosión afectó a varios edificios, incluyendo la sede de la cadena radial colombiana Caracol, cuyos empleados fueron evacuados como medida de seguridad.

"Fue una explosión, estamos verificando las causas de la misma. Al parecer hay restos de un vehículo, no descartamos que sea un carro bomba", dijo el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general César Augusto Pinzón.

Hasta el momento nadie se ha adjudicado la autoría del atentado, ni los motivos.

Según las primeras informaciones dadas a conocer por la prensa colombiana, tres de los heridos fueron derivados a un hospital, y los restantes fueron atendidos por unidades de emergencia en el mismo lugar, aunque ninguno corre riesgo de vida, dijo el alcalde de Bogotá, Samuel Moreno Rojas.

La periodista de Caracol, Martha Patricia Castellanos, quien se encontraba en la redacción de la la radio en el momento de la explosión, dijo que "fue un momento muy aterrador y de mucha confusión, el impacto fue fuerte".

Escuadrones de operaciones especiales antibombas fueron desplegados en el lugar, mientras la policía inicia las investigaciones, anunció el director de la policía colombiana, el general, Óscar Naranjo, quien pidió calma para "que las autoridades puedan adelantar las investigaciones para aclarar el atentado".

XS
SM
MD
LG