Enlaces para accesibilidad

Preocupa éxodo tras muerte de Castro


Durante el Mariel, miles de cubanos escaparon de la Isla para llegar hasta territorio estadounidense, y el gobierno de Florida invirtió gran parte de sus recursos tratando de capturar a los disidentes.

Durante el Mariel, miles de cubanos escaparon de la Isla para llegar hasta territorio estadounidense, y el gobierno de Florida invirtió gran parte de sus recursos tratando de capturar a los disidentes.

La muerte del líder cubano Fidel Castro ha causado preocupación de que ocurra un éxodo masivo de cubanos provenientes de la isla comunista a las costas de Estados Unidos, parecido al éxodo que comenzó en Abril de 1980.

El 15 de Abril de ese año, Fidel Castro, enfrentando una creciente oposición y una economía en descenso, anunció que cualquier persona que deseara salir de la isla comunista lo podría hacer a través del puerte del Mariel.

Un éxodo fue organizado en gran parte por los cubano-estadounidenses en la Florida. Los cubanos comenzaron a salir en masa, arriesgando sus vidas en el peligroso viaje por mar hacia el sur de la Florida.

Su jornada a través de los Estrechos de la Florida fue conocida como el Mariel. Se estima que 125 mil cubanos escaparon hacia los Estados Unidos en un periodo de varios meses. La mayoría eran personas desesperadas por encontrar una vida mejor. Algunos eran criminales comunes y enfermos mentales.

Durante ese tiempo, las autoridades estadounidenses, incluyendo los Guardacostas de Estados Unidos, trabajaron para interceptar a los refugiados e inspeccionar los barcos que salían de Cuba. La llegada en masa por parte de los refugiados a la Florida agobió los recursos del estado.

Muchos de los recien llegados fueron puestos en instalaciones y algunos fueron enviados a prisiones federales hasta que se realizaran audencias de deportación.

En un acuerdo con el Presidente estadounidense Jimmy Carter, Fidel Castro puso fin al éxodo en octubre de 1980.

En 1995, el gobierno estadounidense implementó la política de “pies secos, pies mojados”. Los cubanos que arriban a suelo estadounidense generalmente son permitidos permancer en el país, mientras que los que son interceptados en alta mar son regresados a Cuba.

Con la muerte de Fidel, no parece que esta política vaya a cambiar, a menos que ocurra un cambio radical en la política exterior de Cuba, algo poco probable por el momento.

XS
SM
MD
LG