Enlaces para accesibilidad

Fósil hace retroceder en el tiempo el origen del hombre

  • Voz de América - Redacción

El fósil de la mandíbula está revolucionando lo que se sabía de los orígenes del hombre.

El fósil de la mandíbula está revolucionando lo que se sabía de los orígenes del hombre.

Una mandíbula descubierta en Etiopía está revolucionando lo que se conoce de los comienzos del género Homo.

Un fósil de hueso maxilar con cinco dientes intactos de 2,8 millones de años de antigüedad desenterrado en un desierto etíope está haciendo retroceder los albores de la humanidad por medio millón de años.

Científicos informaron que el fósil corresponde al representante conocido más antiguo del género Homo humano y que parece ser una especie previamente desconocida de fases más tempranas del hombre.

Nuestra especie, Homo sapiens, apareció hace sólo 200 mil años, después de una procesión de otros en el mismo género.

Hasta ahora, los más antiguos restos conocidos del género humano eran de aproximadamente 2,3 a 2,4 millones años de antigüedad, correspondiendo al Homo habilis.

"Aunque es probable que sea una nueva especie, estamos a la espera de más material antes de nombrarla definitivamente", dijo el antropólogo de la Universidad de Nevada, Las Vegas, Brian Villmoare, quien ayudó a dirigir el estudio publicado en la revista Science.

La mandíbula fue encontrada en 2013 en la región noreste de Etiopía, cerca de 64 km desde donde se descubrieron los restos de "Lucy", uno de los más famosos fósiles de ancestros humanos en 1974.

La especie de Lucy, Australopithecus afarensis, precede inmediatamente al género Homo.

La anatomía del nuevo fósil, que corresponde al lado izquierdo de la mandíbula inferior, sugiere una estrecha relación con las especies Homo posteriores.

Presenta características como la forma de los dientes y la mandíbula que separan las especies Homo de la más simiesca Australopithecus. Pero su barbilla es relativamente similar a Lucy.

"A 2,8 millones de años, esto sitúa la evolución de nuestro género muy cerca de hace tres millones de años, que es la última vez que vemos a la especie de Lucy", dijo Villmoare.

El género Homo, especialmente después de dos millones de años, desarrolló un cerebro más grande, el uso de herramientas y empezó a comer carne.

El área donde vivió el individuo al que pertenece la mandíbula probablemente tenía algunos árboles, parecido a las llanuras del Serengeti en Tanzania, con abundantes animales de pastoreo, hipopótamos y cocodrilos, según el geocientífico de la Universidad Estatal de Pensilvania, Erin DiMaggio.

"Si Homo estaba comiendo carne, podría haber comido cualquiera de los animales, pero no sabemos mucho acerca de eso todavía", agregó el antropólogo de la Universidad Estatal de Arizona, Kaye Reed. "Era un lugar peligroso. Gatos dientes de sable, hienas y otros carnívoros grandes podrían haber presa de Homo".

Otro estudio en la revista Nature proporciona un nuevo análisis de una mandíbula inferior de Homo habilis de 1,8 millones de años de antigüedad, mostrando que era inesperadamente primitiva y parecida a la mandíbula mucho más antigua descubierta recientemente.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG