Enlaces para accesibilidad

ETA pone fin a extorsión de empresarios


El "impuesto" a pequeños empresarios y profesionales liberales iba de los $20.000 a los $130.000 euros.

El "impuesto" a pequeños empresarios y profesionales liberales iba de los $20.000 a los $130.000 euros.

ETA solía obtener financiación para realizar sus acciones violentas por medio de los secuestros y la extorsión a empresarios.

El grupo separatista vasco ETA decidió poner fin al llamado “impuesto revolucionario” con que lleva años extorsionando a empresas del país vasco y de Navarra para financiarse.

En una rueda de prensa celebrada en Pamplona, Sarría dijo que la misiva de ETA iba dirigida a él mismo y en ella la organización armada le solicitaba que pusiera en conocimiento tanto de los empresarios como de la sociedad en general que "la exigencia del pago del impuesto revolucionario, como ellos le llaman, es decir, las cartas de extorsión, ha quedado cancelada".

Medios informativos indican que es la primera vez que ETA hace un anuncio de esas características en sus once treguas anunciadas a lo largo de su historia.

Sarría dijo que recibió la misiva el 26 de abril y esperó a confirmar su autenticidad antes de hacerla pública.

El presidente de la patronal navarra recibió la carta de ETA el pasado 26 de abril y tras confirmar la autenticidad de la misiva "por los métodos habituales" decidió hacerla pública.

En cualquier caso, Sarría reclamó "prudencia", porque "llevamos 50 años de terrorismo y hemos visto situaciones en las que también se han declarado altos el fuego que se han derogado".

Aunque en un principio la extorsión iba dirigida a grandes empresarios, en los últimos tiempos había extendido su exigencia de pago del "impuesto" a pequeños empresarios y profesionales liberales y había incrementado a la cifra a pagar con cantidades que iban de los 20.000 a los 130.000 euros, según datos revelados en diferentes momentos por las organizaciones empresariales.

Las cartas de extorsión de ETA incluían amenazas a los empresarios y en ellas era habitual señalar que "de no proceder al pago se convertirá automáticamente (usted y sus bienes) en objetivo policial de ETA. Lo mismo sucederá si acude a cualquier cuerpo policial".

XS
SM
MD
LG